El cruce euro/dólar ha vuelto a superar la cota del 1,25

Divisas: El euro sube por sexto día consecutivo y vuelve a superar los 1,25 dólares

La divisa comunitaria vuelve a máximos de dos semanas

Divisas: El euro sube por sexto día consecutivo y vuelve a superar los 1,25 dólares
Dólar y euro. PD

El par podría irse a buscar la zona de hasta 1,27 dólares

El cruce euro/dólar ha vuelto a superar este 15 de febrero de 2018 la cota del 1,25, niveles máximos de las últimas dos semanas después de acumular seis sesiones consecutivas al alza.

Desde que el pasado 8 de febrero, el par se colocara sobre el nivel de los 1,2247 dólares, la divisa comunitaria se ha apreciado cerca de un 2% desafiando a las principales plazas europeas en su rebote.

La principal resistencia de medio plazo se sitúa en los 1,2570 dólares que, de ser superada, podría llevar al euro/dólar a niveles de 1,26 e, incluso, 1,27.

Los expertos consideran que la apreciación del euro se justifica más bien por la debilidad que está mostrando el dólar estadounidense.

El Bloomberg Dollar Index, que recoge el comportamiento de la divisa americana frente a los principales pares mundiales, se sitúa en zona de mínimos de las últimas dos semanas -en los 1.115,43 puntos-, que de continuar la tendencia, le llevaría a mínimos del finales de 2014.

La caída del dólar sorprende particularmente, sobre todo, después de conocer el último dato de inflación en EEUU relativo a enero cuando el IPC cerró con un crecimiento del 2,1% anual, frente al 1,9% esperado, que llevó al papel americano a 10 años a la cota del 2,9% por primera vez en los últimos cuatro años.

La firma francesa da dos razones por las cuales, contra lo que pudiera parecer a tenor de la fortaleza que demuestran los últimos datos de la economía estadounidense, el dólar no lograra recuperar el terreno perdido frente al euro.

En primer lugar, los experto sugieren que se está produciendo «una mayor entrada de capitales en las bolsas que en el mercado de bonos», los cuales sí dependen de la expectativa de tipos de interés que, a su vez, se están viendo presionados por la subida de la inflación.

La relación histórica que ha habido entre bolsa y bonos se rompe en el momento en el que la subida de las rentabilidades de la renta fija es compatible con la también revalorización de los índices.

E introducen un elemento nuevo:

«Si EEUU espera un aumento del déficit y de la deuda exterior, una depreciación del dólar es necesaria para hacer apetecibles sus bonos a los inversores extranjeros».

Básicamente, según las teorías económicas clásicas, cuando un país cuenta con tasas próximas al pleno empleo, la población contará con una renta mayor, lo que aumentará la demanda tanto interna como externa de bienes y servicios, pero también una mayor producción nacional incrementará las exportaciones y un dólar más débil favorece la competitividad.

«Este equilibrio en el medio plazo provoca que un aumento de la deuda externa sea compatible con una depreciación del dólar».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído