Visión del mercado

Draghi: A pesar de la ralentización, sigue en pie el fin de la compra de activos

Incluso cuando Mario Draghi sólo afirma lo que todos esperan que diga, sin cambiar nada de lo que ha dicho con anterioridad, sigue siendo noticia. Durante su discurso del lunes no dijo nada diferente de lo que ya había dicho, ni se calló nada tampoco.

En cambio, el presidente del Banco Central Europeo mantuvo que el programa de compra de activos del BCE llegará a su fin en diciembre tal y como estaba previsto —“sujeto a próximos datos que confirmen nuestras previsiones de inflación a medio plazo.

Eso significa que depende de la interpretación del banco central de los datos porque no hay nada realmente en las cifras que indique que la inflación se esté acercando a su objetivo del 2%. Simplemente han preferido creer que estos datos irán en esta línea. Draghi incluso admitió que «las medidas de inflación subyacente» todavía «no indican nada».

Los analistas de Nordea (ST:NDASE) Markets estiman que la inflación básica interanual ascenderá a sólo un 1,1% en octubre. La inflación general del 2,2% se debió a factores puntuales de la determinación de precio vinculados a la educación y los paquetes turísticos de Italia. El reciente descenso de los precios del petróleo dará lugar a revisiones negativas de esa cifra general y la inflación subyacente se mantendrá estable en el 1,1%, según predicen.

El presidente del BCE reconoció que los datos económicos se han visto debilitados. El crecimiento del PIB de la zona euro fue sólo de un 0,2% en el tercer trimestre, frente al 0,4% del primero y el segundo. Parte de la ralentización, al menos, parece temporal, debido a la reducción de la producción de automóviles alemanes debido a los retrasos a la hora de conseguir los nuevos certificados de emisiones.

La reafirmación de Draghi de las intenciones del BCE antes de la reunión de escasa asistencia del Comité de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo de ayer, sin embargo, indicó que dos semanas antes de la reunión del Consejo de Gobierno, Draghi personalmente no ha cambiado de opinión. Ya había especulación en torno a que la posible interrupción de las conversaciones del Brexit o una confrontación con Italia por la cuestión del presupuesto podrían tentar al BCE a posponer la cancelación de sus compras de activos. Pero es posible que el Brexit pueda apañárselas todavía y los italianos ya están reculando.

Por otra parte, como Draghi insistió otra vez el lunes, a pesar de que el BCE va a poner fin a sus nuevas compras, la política monetaria sigue siendo bastante acomodaticia. Eso es porque la hoja de balance del BCE está hinchada por sus 2.6 billones de euros en compras de activos.

Y, por supuesto, los tipos a corto plazo permanecen en cero. Además, los analistas cada vez están más convencidos de que el BCE ofrecerá operaciones de financiación a plazo más largo para que los bancos, especialmente a los bancos italianos, estén ampliamente provistos de liquidez.

Durante sus declaraciones, Draghi se pasó el resto del tiempo tratando de convencer a los diputados de la importancia de un presupuesto central de la eurozona para proporcionar un buen pozo fiscal para la región y un contrapeso para la política monetaria. La indecisión de las últimas propuestas de un fondo de inversiones de la Unión Europea y la propuesta franco-alemana de un pequeño presupuesto para la eurozona indican que la idea está ganando aceptación, dice Draghi.

Todavía puede haber margen para una sorpresa en la postura de Draghi, pero él sigue siendo optimista sobre el equilibrio de la política monetaria del BCE ahora mismo. Al igual que no ha cedido a la presión para acelerar el ritmo de los ajustes, tampoco muestra indicios de ir a ralentizar su plan ampliando el programa de compras de activos más allá de la fecha de vencimiento al cierre del ejercicio.

El euro se vio muy debilitado frente al dólar tras las declaraciones de Draghi sobre una ralentización del crecimiento de la zona euro. La confianza empresarial de Alemania del Índice del IFO también descendió por tercer mes consecutivo, lastrando el euro.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído