Bolsa

¿Hará el cambio de rumbo de GM más atractivas sus acciones?

¿Hará el cambio de rumbo de GM más atractivas sus acciones?
GM IN

General Motors (NYSE:GM) está apostando fuerte en los automóviles eléctricos y de conducción autónoma para su crecimiento futuro. Para prepararse para el inminente cambio de preferencias de los consumidores, la empresa anunció el 26 de noviembre que pretende cerrar siete fábricas destruyendo más de 14.000 puestos de trabajo en todo el mundo a finales del año que viene.

GM Weekly

Esta reestructuración masiva ha impulsado las acciones del fabricante de automóviles, haciéndolas subir casi un 5% el día que se conoció la noticia, reduciendo las pérdidas anuales hasta la fecha a un 10%. La reacción de los inversores al cambio de rumbo de la empresa, sin embargo, no fue una gran sorpresa.

La decisión de GM de abandonar algunas de sus líneas de coches pequeños en favor de los camiones con un margen más elevado, recuerda a la del resto de los fabricantes de automóviles de Detroit que operan en un mercado en el que la demanda de coches pequeños está disminuyendo rápidamente. Los cierres de instalaciones y los despidos liberan dinero para continuar con la inversión en vehículos eléctricos y de conducción autónoma.

«Estamos tomando estas medidas ahora que la economía es fuerte», declaró la directora ejecutiva de GM, Mary Barra. «Esta industria está cambiando muy rápidamente. Queremos asegurarnos de que estamos muy bien posicionados. Creemos que es apropiado hacerlo ahora que la compañía está en buena forma y la economía es fuerte».

A primera vista, la última reestructuración de GM parece un paso en la dirección correcta. Pero para los inversores a largo plazo que ya tienen acciones del fabricante de automóviles de Detroit, la gran pregunta es si va a permanecer fiel a un patrimonio que ha reportado poco desde que la empresa salió de la bancarrota en 2010. Ahora que GM se está embarcando en un nuevo viaje para transformarse completamente, ¿tiene sentido apostar por el cambio?

Obstáculos cíclicos y seculares

En nuestra opinión, GM va a enfrentarse a un montón de riesgos. Los obstáculos son cíclicos y seculares por naturaleza.

En el corto plazo, los aranceles de Estados Unidos y China pronto comenzarán a lastrar los resultados de GM. La venta de automóviles de Estados Unidos alcanzó su punto máximo en el año 2016 y ha ido descendiendo desde entonces. Esta medida podría descender aún más si la demanda de los consumidores frena la subida de los tipos de interés. En el tercer trimestre que terminó el pasado 30 de septiembre, el mayor fabricante de automóviles de Estados Unidos había registrado una caída del 15% de sus envíos a China.

Aparte de estos riesgos macroeconómicos, GM también se enfrenta a disruptores como Tesla (NASDAQ:TSLA) o la unidad de automóviles de conducción autónoma de Alphabet (NASDAQ:GOOGL), Waymo, que comenzó a desarrollar la tecnología del automóvil de conducción autónoma hace casi una década y lleva ya mucha ventaja.

De hecho, Waymo tiene previsto lanzar el primer servicio comercial de automóviles de conducción autónoma el mes que viene. Bloomberg anunció el 13 de noviembre que un pequeño grupo de personas lo probarán en Phoenix.

El ascenso del consumo colaborativo implica una potencial disminución de automóviles en la carretera. A medida que estas tendencias vayan acelerándose en los próximos años, podrían hacen disminuir aún más el deseo de adquirir un vehículo propio, reduciendo drásticamente el tamaño del mercado y la cuota de mercado de los fabricantes de automóviles individuales.

Sin duda, la nueva apuesta de GM en los coches eléctricos y de conducción autónoma mantiene a la empresa en la carrera. Pero el éxito de estos programas no está garantizado. GM está compitiendo con algunos rivales acaudalados como Google. Por ahora, los ingresos que propician el jugoso dividendo de GM —actualmente un 4,04%— provienen de los todoterrenos y camiones de altísimo consumo de gasolina.

Ante estos acontecimientos negativos, creemos que será bastante difícil para GM igualar el ritmo de crecimiento del mes pasado. En los últimos años, ésta ha sido una empresa con ingresos de entre 140.000 y 150.000 millones de dólares. Y creemos que su trayectoria será similar en el futuro.

En conclusión

En nuestra opinión, el repunte de las acciones de GM desde que presentara un informe de resultados del tercer trimestre mejor de lo esperado ha seguido su curso. Después de una subida del 23% desde finales de octubre, las acciones de GM vuelven a ir camino de los 30 dólares a corto plazo, debido al empeoramiento del entorno macroeconómico. Las acciones de GM son una buena opción a corto plazo, muy convenientes para los inversores que compran en los descensos y venden en las subidas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído