Bolsa

Link Securities: «El mercado, pendiente de los acuerdos comerciales y el Brexit»

Link Securities: "El mercado, pendiente de los acuerdos comerciales y el Brexit"
Brexit. EP

La semana comenzó con fuerza en las bolsas occidentales, con varios de los factores que venían lastrando su comportamiento ejerciendo ayer como principales catalizadores de las revalorizaciones que experimentaron muchos valores.

En este sentido, señalar que tanto el acuerdo para un brexit “blando” firmado entre el Reino Unido y el resto de sus socios en el UE este fin de semana, como las declaraciones de los líderes de los partidos que soportan al gobierno populista italiano, abriendo la posibilidad de revisar el objetivo de déficit que contempla el presupuesto del país para 2019 -ver sección de Economía y Mercados- animaron a los inversores a asumir posiciones de mayor riesgo.

Así, y con la bolsa italiana a la cabeza, los mercados de valores europeos giraron al alza desde primera hora de la mañana, impulsados por el sector bancario, uno de los que más ha sido penalizado por el enquistamiento de las negociaciones para el brexit y por la crisis presupuestaria italiana.

Además, los inversores volvieron a apostar por la deuda periférica en detrimento de los bonos soberanos considerados más seguros, como es el caso de los alemanes. De esta forma, las rentabilidades y las primas de riesgo de Italia, España y Portugal descendieron sensiblemente, con la prima de riesgo italiana cerrando por debajo de los 300 puntos básicos.

De esta forma, al cierre los principales índices bursátiles europeos terminaron con importantes avances. En ello también tuvo mucho que ver la positiva apertura de Wall Street, mercado que rebotó con fuerza tras las fuertes caídas de la semana pasada, liderado por sectores como el de consumo discrecional, el tecnológico y el financiero, todos ellos muy penalizados en las últimas sesiones.

Destacar que los inversores recibieron de forma positiva las primeras cifras publicadas sobre las compras realizadas por los consumidores estadounidenses durante el “Viernes Negro” y el pasado fin de semana, que muestra una gran fortaleza del consumo privado. Destacar, en este sentido, las cifras publicadas por la firma Customer Growth Partners que indican que entre el jueves y el domingo se vendieron en EEUU unos 60.000 millones de dólares en mercancías a través de los diferentes canales de venta, lo que representa un repunte del 6% en relación al mismo periodo del año pasado. Sólo el “Viernes Negro”, y según cifras de Adobe (NASDAQ:ADBE) Analytics, se llevaron a cabo compras online por importe de 6.200 millones de dólares, lo que supone un incremento del 24% respecto al mismo día de 2017.

Destacar igualmente el buen comportamiento ayer en las distintas bolsas del sector energético, sector que se vio favorecido por el repunte del precio del crudo durante la sesión, el cual recuperó una tercera parte de la caída del 7,7% que había experimentado el viernes. Todo apunta a que en la reunión que mantendrá la OPEP el 6 de diciembre en Viena (Austria) Arabia Saudita está dispuesta a plantear nuevos recortes de la producción para evitar que el precio del petróleo siga descendiendo.

Por último, señalar que ayer en los distintos mercados los inversores también se mostraban optimistas sobre la posibilidad de que EEUU y China alcancen un acuerdo de mínimos cuando en el marco del G20 se reúnan a finales de semana en Buenos Aires (Argentina) el presidente Trump y su homólogo chino, Xi Jinping. Sin embargo, las declaraciones realizadas por Trump al Wall Street Journal tras el cierre de la bolsa estadounidense han enfriado algo esta posibilidad, ya que el presidente estadounidense vuelve a amenazar a China con el aumento en enero de las tarifas ya implementadas del 10% hasta el 25% y con la imposición de nuevos aranceles al resto de importaciones chinas si este país no se aviene a sus demandas -ver sección de Economía y Mercados-. Aunque entendemos que esta es la típica técnica negociadora que suele utilizar el presidente de EEUU, las mencionadas declaraciones creemos que van a enfriar sensiblemente el ánimo de los inversores. Para empezar, los primeros damnificados han sido los precios de las materias primas minerales y los del crudo.

Así, y a pesar del positivo cierre ayer de Wall Street, hoy esperamos que las bolsas europeas abran ligeramente a la baja con las mencionadas declaraciones del presidente de EEUU pesando en el ánimo de los inversores. Además, y a pesar de la buena recepción que tuvo ayer en los mercados el acuerdo firmado entre el Reino Unido y la UE, parece complicado que el Parlamento británico, probablemente el 11 de diciembre, apruebe el mismo. Por último, y en lo que hace referencia a la crisis presupuestaria italiana, señalar que vemos complicado que el Gobierno populista pueda rebajar su objetivo de déficit público sin hacer modificaciones en las principales partidas de gasto de sus cuentas, sería como lograr “la cuadratura del círculo”. No obstante, en las últimas declaraciones de los líderes populistas italianos al menos se aprecia cierta inclinación a negociar, lo que ya es algo. Por tanto, y en nuestra opinión, los dos factores que AYER “jugaron a favor” de los mercados creemos que van a seguir generando incertidumbre entre los inversores a corto/medio plazo. Es por ello que únicamente el cierre de un acuerdo este fin de semana entre EEUU y China en el ámbito comercial, aunque sea una simple tregua, podría revertir en el corto plazo la tendencia bajista que muestran los mercados de valores occidentales.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído