Bolsa

Link Securities: «Los inversores no terminan de verlo claro…»

Link Securities: "Los inversores no terminan de verlo claro..."
Economía, precios, Ibex 35, bolsa, inflación y finanzas. PD

Las dudas sobre los plazos de vigencia y un elevado grado de escepticismo de los inversores en relación a la “tregua” en materia comercial alcanzada el pasado fin de semana entre EEUU y China lastraron el comportamiento de los mercados de valores europeos desde primera hora del día.

Por la tarde, la negativa apertura de Wall Street y una batería de tweets del presidente de EEUU, Donald Trump, en el que se mostraba esperanzado en relación a la posibilidad de alcanzar un acuerdo comercial con China y, a la vez, amenazante, calificándose de “Tariff Man” “no ayudó” nada para tranquilizar los ánimos.

En ese sentido, señalar que lo que los inversores no terminan de ver es cómo en sólo 90 días de negociaciones ambos países van a ser capaces de acercar posturas.

Es más, si los tres últimos presidentes de EEUU, Clinton, Bush y Obama, se mostraron incapaces de hacer que China modificase sus formas de proceder en materia comercial y abriese sus mercados al resto de países sin pedir contraprestaciones como la transmisión de tecnología o la participación en el proyecto de un poco fiable socio local, generalmente controlado por el Estado, y únicamente recibieron largas y promesas incumplidas por parte de las autoridades chinas, se hace complicado pensar que en tres meses la Administración Trump va a alcanzar el objetivo por mucho que presione con la imposición de nuevas tarifas.

No obstante, e independientemente de cómo reaccionen los mercados al respecto, creemos que la situación ahora es mejor que antes del acuerdo de “tregua” y que dicho acuerdo es un buen punto de partida y muestra el interés de ambas partes de no provocar una “guerra comercial” a gran escala. No obstante, si el lunes los inversores vieron el “vaso medio lleno”, AYER optaron por verlo “medio vacío”.

La reacción no se hizo esperar, provocando una nueva huida desde los activos de riesgo a los considerados como refugio, y ya van muchas veces en los que va de ejercicio, algo que nos muestra que los inversores están preocupados con el entorno de incertidumbre al que se enfrentan. En las bolsas se abortó de lleno el inicio de rotación desde valores defensivos hacia los valores de corte cíclico y de crecimiento al que asistimos el lunes, con los primeros convirtiéndose nuevamente en los “favoritos” de los inversores.

Así, las utilidades, los valores del sector de alimentación y de la sanidad o las inmobiliarias patrimonialistas fueron los que mejor lo hicieron en la sesión de AYER, mientras que los industriales, tecnológicos y los bancos fueron los más castigados. En la bolsa española este último sector sufrió la revisión a la baja de recomendaciones por parte de un gran banco de negocios estadounidense, convirtiéndose estos valores en un verdadero lastre para el Ibex-35.

En Wall Street, además del escepticismo sobre el alcance y la duración de la tregua comercial firmada entre EEUU y China el pasado fin de semana se unió el hecho de que la curva de tipos de interés se invirtió en su tramo de medio plazo. Así, la rentabilidad del bono de Tesoro a 5 años quedó ligeramente por debajo de la del 2 años, mientras que el resto de la curva se aplanaba sensiblemente -la diferencia de 12 puntos básicos entre la rentabilidad del bono del Tesoro a 5 años y la del 10 años es la menor desde 2007-.

Generalmente, aunque no siempre y este es un punto que hay que tener en cuenta, la inversión de la curva -que la rentabilidad del 2 años supere la del 10 años- indica que una recesión económica se acerca, algo que, de momento, no vemos. Es más, AYER uno de los miembros más moderados de la Reserva Federal (Fed), el presidente de la Fed de Nueva York, Williams, volvió a mostrarse muy positivo con el estado actual de la economía estadounidense y, si bien apuntó a una cierta ralentización del crecimiento de la misma, afirmó que ésta continuaría expandiéndose en 2019 a un ritmo del 2,5% -ver sección de Economía y Mercados-.

Nosotros tampoco creemos que la ligera inversión de un tramo de la curva de tipos estadounidenses indique una recesión inminente, por lo que la reacción de AYER de las bolsas estadounidenses, cuyos índices cerraron con fuertes caídas superiores al 3%, algo que no ocurría desde la corrección que experimentaron el pasado mes de octubre, es, a todas luces, exagerada.

Es más, creemos que tuvo un importante componente técnico al caer nuevamente el S&P 500 por debajo de su media de 200 sesiones, momento en el que entraron en juego los modelos algorítmicos y las “maquinitas”, provocando el “pánico” entre “los inversores de a pie”. HOY, de momento, los futuros de los índices estadounidenses se muestran estables, apuntando a un ligero rebote tras los descensos de AYER. Decir, no obstante, que una curva de tipos aplanada es muy negativa para los intereses de los bancos, por lo que este sector fue AYER el que más sufrió en Wall Street, dejándose más del 4% en el día.

HOY, y como ya anunciamos AYER, la bolsa estadounidense se mantendrá cerrada al ser Día de Luto Nacional por la muerte de ex presidente George H. W. Bush, el cuadragésimo primer presidente de EEUU, lo que dejará a los mercados de valores huérfanos de esta importante referencia.

Para empezar, creemos que HOY cuando abran las bolsas europeas continuará la “huida” desde posiciones de riesgo hacia otras más defensivas, con los índices iniciando la sesión claramente a la baja. No obstante, y si los futuros de los índices estadounidenses se mantienen estables, es factible que se moderen las caídas iniciales en las plazas europeas.

Por lo demás, señalar que en la agenda macro del día destaca la publicación en Europa de los índices adelantados de actividad de los sectores servicios, correspondientes al mes de noviembre, que esperamos signa mostrando que la economía de la región no pasa por un buen momento.

Cualquier indicio de que la ralentización del crecimiento de la región se ha estabilizado o está remitiendo sería una sorpresa positiva para unos inversores que siguen muy preocupados por el crecimiento futuro tanto de la economía europea como de la economía mundial en su conjunto.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído