Visión del mercado

Pinchas Cohen: «Wall Street cierra su peor semana desde marzo de 2018»

Pinchas Cohen: "Wall Street cierra su peor semana desde marzo de 2018"
Indice Dow Jones y la bolsa de Wall Street. EP
  • Persisten las preocupaciones comerciales, pero los analistas dibujan un panorama mixto
  • Se invierte una porción de la curva de rendimiento
  • La OPEP acuerda reducciones de petróleo, impulsando los precios por segunda semana

Las acciones de Estados Unidos cerraron su peor semana desde marzo ante los temores acerca de la guerra comercial, la decepción del informe de empleo y el aplanamiento de la curva de rendimiento, que a menudo es una señal de alerta que indica una recesión. El petróleo amplió su repunte por segunda semana después de que la OPEP acordara reducir la producción.

El índice S&P 500 cayó un 2,33% el viernes lastrado por el sector Tecnológico (-3,52%). El sector servicios (+0,37%) superó expectativas, seguido del sector energético (-0,56%) tras conocerse el acuerdo de la OPEP. En términos semanales, el índice cayó un 4,6%, su peor descenso desde marzo, cuando comenzó la guerra comercial. El sector financiero (-6,90%) fue el más afectado, después de que el presidente de la Fed, Jerome Powell, adoptara una postura prudente. El sector industrial (-6,22%) se ha quedado muy rezagado debido a su sensibilidad a los aranceles. Técnicamente, el índice S&P 500 cayó hasta un 0,02%, por encima del cierre del 23 de noviembre, su cota más baja desde el 2 de mayo, pues la MMD 50 cruzó por debajo de la MMD 200, desencadenando el temido cruce de la muerte. Si los precios se sitúan por debajo de estos niveles, sería como el pistoletazo de salida de una carrera hacia otra venta masiva.

El Dow Jones de Industriales ha descendido un 2,24% y un 4,5% en términos semanales. Su caída paralela a la del S&P debería ser un indicio contrario a la teoría de que la venta masiva se debe solamente a los temores comerciales, pues las 30 empresas principales del índice deberían haber experimentado una subida notablemente mayor en relación con el S&P. Además, su gráfico técnico es mejor, cerrando con un alza del 0,49% con respecto al cierre del 23 de noviembre. El indicador aún no ha registrado un cruce de la muerte.

El NASDAQ Composite cayó un 3,05%, lo que lo convierte en el claro perdedor. Técnicamente, realizó un cruce de la muerte la semana pasada.

Grafico semanal de las 200 empresas menores de EE.UU.

US Small Cap Weekly Chart

El Russell 2000 se desplomó el viernes un 1,72%, lo que lo convierte en el único índice que ha cumplido las expectativas. Sin embargo, su caída del 5,56% durante la semana lo convierte en el perdedor de la semana. Técnicamente, el índice de empresas de baja capitalización ofrece el panorama menos halagüeño, registrando su cota más baja desde septiembre de 2017, después de haber sido el primero en realizar un cruce de la muerte el mes pasado y protagonizar el cierre más bajo desde el 21 de septiembre de 2017. El descenso de la semana pasada completó un triángulo simétrico, a la baja en una tendencia bajista, lo que indica una venta masiva de al menos otro 7%, si los precios dejan atrás el nivel de apoyo del martillo del jueves.

Gráfico diario del VIX

VIX Daily Chart

Vemos un augurio positivo a pesar de los titulares sobre la volatilidad, el descenso de la semana pasada, e incluso las ventas masivas. Por otra parte, desde octubre, los picos y valles de volatilidad han ido descendiendo. ¿Puede el mercado estar librándose de su debilitamiento?

Gráfico diario de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 2 años vs 3 años

 United States 2 Year VS 3 Year Treasurys Daily Chart

El otro asunto clave que pone nerviosos a los inversores es la curva de rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense, pues la tasa a 3 años superó la tasa a 5 años, alimentando los temores de una inversión de la curva de rendimiento. Aunque no restamos importancia a los riesgos, creemos que esas predicciones son prematuras. Aunque los inversores deben seguir pendientes del desarrollo de la curva de rendimiento, un indicador más fiable a seguir son los tipos a corto plazo a (3 meses) frente a los tipos a 10 años, ya que son más representativos de los movimientos de los tipos de la Fed y las expectativas de crecimiento a largo plazo. Esta curva es más plana, pero se inclina al alza aun así.

Estados Unidos creó 155.000 empleos nuevos el mes pasado. Aunque esta cifra quedó bien lejos de cumplir los pronósticos que hablaban de 200.000 puestos de trabajo, la tasa de desempleo se mantuvo estable en el 3,7%, mínimos de 49 años, lo que respalda el crecimiento de los salarios. La remuneración media por hora aumentó un 0,2% en términos mensuales, a pesar de las expectativas que apuntaban a un 0,3%, aunque los salarios cumplieron las expectativas en términos anuales, subiendo un 3,1% por segundo mes. El resultado más relevante es que el crecimiento de los salarios se mantuvo estable a pesar de una ralentización de la contratación.

Gráfico diario del DXY

DXY Daily Chart

El rendimiento de los bonos a 10 años cerró en su cota más baja desde agosto, arrastrando consigo al dólar, cerrando por primera vez por debajo de su canal ascendente desde octubre. Sin embargo, una coincidencia de precio desde el 22 de noviembre y la MMD 50 proporcionan cierto respaldo.

Gráfico semanal del WTI

WTI Weekly Chart

Finalmente, la semana cerró con el acuerdo de la OPEP de reducir la producción de petróleo. Técnicamente, la acción de precio semanal volvió a situarse por encima de la MM de 200 semanas, pero la responsabilidad recae en los alcistas tras caer por debajo de su línea de tendencia alcista a largo plazo desde los mínimos de febrero de 2016 registrados en 26,05 dólares.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído