Materias primas

Pinchas Cohen: Los recortes de la OPEP no han impulsado los precios del petróleo

Pinchas Cohen: Los recortes de la OPEP no han impulsado los precios del petróleo
OPEP, petróleo, barril de crudo. EP

Aunque los precios del petróleo subieron un 4% justo después de que la OPEP y compañía anunciaran el pasado viernes una reducción de la producción de 1,2 millones de barriles al día a partir de enero de 2019; los escépticos mercados revirtieron todas las ganancias al día siguiente, ante las crecientes preocupaciones en torno a que la ralentización económica afectará a la demanda de la energía.

Puede que los inversores se encuentren con que han exagerado un poco al preocuparse de todos los posibles desastres del actual entorno del mercado: una guerra comercial diaria, llena de altibajos entre las dos mayores economías del mundo; la votación de la moción de censura de la primera ministra británica, Theresa May, que ha alimentado la ya frágil dinámica del Brexit que amenaza con zarandear el sistema financiero de formas aún desconocidas; el potencial cierre de Gobierno de Estados Unidos por un vengativo presidente de Estados Unidos, que también resulta ser objeto de investigación penal; así como la ralentización económica de China y Alemania, y los últimos indicios de que Estados Unidos podría ir por el mismo camino.

Si la lista anterior de preocupaciones del mercado hace temblar a los lectores, es sólo una pequeña muestra de lo que los traders se encuentran todos los días en el actual entorno de los mercados financieros. Y eso antes de reconocer que el petróleo permanece en un mercado bajista, con la tendencia dominante aún a la baja.

Oil Daily

Así, cualquier repunte debería considerarse una posible trampa para alcista hasta que se demuestre lo contrario, una vez se haya formado un fondo de buena fe. Desde el 21 de noviembre, el patrón comercial ha ido formando un banderín, bajista en una tendencia a la baja. Por otra parte, este banderín debe ser una obviedad para los traders, porque ni siquiera desafía la línea de tendencia bajista desde el 3 de octubre, el pico de 76,90 dólares.

Otros indicadores que han reforzado la perspectiva bajista: no sólo un cruce de la muerte, sino también una formación bajista completa de las MM que se convirtió en el patrón. De hecho, todas las MM ha caído más que la más larga, lo que indica un descenso cada vez mayor.

Si el precio rompe con su tendencia predominante, indicará una reanudación de la caída anterior, ya que toda la demanda por encima del nivel psicológico de 50 dólares ha sido absorbida y los vendedores desesperados siguen comprometiendo el precio para encontrar compradores dispuestos, pues creen que los vendedores en corto les pisan los talones, haciendo que los precios desciendan aún más. Teniendo en cuenta que un banderín es un patrón de continuación —el período en el que los primeros vendedores en corto se toman un respiro para recoger beneficios, incluso aunque se replanteen sus temores de que el mercado puede haberse adelantado a los acontecimientos, mientras que la sangre nueva en teoría llega presionando los precios a la baja—, todo apunta a un repunte a la baja, en línea con la tendencia bajista.

Cuando eso ocurre, indica que la demanda ha sido absorbida y que se espera que los precios sigan cayendo por lo tanto. Eso atraería a los bajistas más longevos, cuyas dudas fueron disipadas por la recogida de beneficios anterior, añadiendo su peso a los nuevos vendedores que acaban de incorporarse a la venta. Entonces, se espera que esta dinámica repita el movimiento descendente del precio, antes de la interrupción desde los máximos del 3 de octubre registrados en 76,90 dólares a los mínimos del 23 de noviembre de 50,15 dólares, un enorme descenso de 17,80 dólares hacia 32,35 dólares, una infartante caída del 38,5%.

Por supuesto, no podemos saber si el objetivo implícito del patrón se materializará necesariamente. Aun así, con todos los riesgos mencionados, hay un montón de material combustible para alimentar este fuego. Además, si alguien piensa que ese movimiento es imposible, podemos remitimos al 2014, 64 dólares, una caída del 60%; o la caída adicional de 34 dólares, un 56%, que ocurrió en la segunda mitad del año 2015, que hizo tocar suelo a los precios en 26,05 dólares, la cota más baja del petróleo en casi 13 años.

Estrategias de Trading – Configuración de posición corta

Los traders conservadores deberían esperar un repunte a la baja cuya penetración se situé por debajo de los mínimos registrados el 29 de noviembre en 49,41 dólares, satisfaciendo un filtro del 3% para evitar una trampa para bajistas, así como registrar un nuevo valle en la tendencia bajista. Después, deberían esperar un movimiento de retorno, volviendo a poner a prueba la resistencia del banderín.

Ejemplo de operación:

  • Entrada: 50 dólares, la cifra redonda psicológica, tras penetrar el nivel de 49,41 dólares, el mínimo del 29 de noviembre.
  • Orden de minimización de pérdidas: 51 dólares
  • Riesgo: 1 dólares
  • Objetivo: 47 dólares
  • Recompensa: 3 dólares
  • Relación riesgo-recompensa: 1:3

Los traders moderados podrían posicionarse en corto después de un cierre por debajo del nivel de 50 dólares, que absorbería la demanda en ese nivel psicológico, además de incluir un filtro del 2 por ciento en la reducción del riesgo de un rebote instintivo. Después, podrían esperar un movimiento de retorno para reducir la exposición, pero no necesariamente hasta que se demuestre la integridad de la tendencia bajista.

Ejemplo de operación:

  • Entrada: 51 dólares, tras un cierre por debajo de 50 dólares
  • Orden de minimización de pérdidas: 52 dólares
  • Riesgo: 1 dólar
  • Objetivo: 46 dólares, por encima del mínimo del 27 de agosto
  • Recompensa: 5 dólares
  • Relación riesgo-recompensa: 1:5

Los traders agresivos podrían posicionarse en corto ya, confiando en la resistencia de la parte superior del banderín.

  • Entrada: 53 dólares
  • Orden de minimización de pérdidas: 53,50 dólares, por encima del banderín
  • Riesgo: 0,50 dólares
  • Objetivo: 51 dólares, parte inferior del patrón
  • Recompensa: 2,00 dólares
  • Relación riesgo-recompensa: 1:4

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído