Bolsa

Link Securities: «Todos pendientes de Mario Draghi»

Link Securities: "Todos pendientes de Mario Draghi"
El presidente del BCE, Mario Draghi. EP

Por segundo día de forma consecutiva los principales índices bursátiles europeos cerraron con importantes alzas, rebotando así desde sus niveles mínimos anuales, marcados el pasado lunes. En ello tuvo mucho que ver el flujo de noticias que se ha ido conociendo sobre el desarrollo de las negociaciones que en materia comercial mantienen EE.UU. y China.

En ese sentido, destacar las positivas y “esperanzadoras” declaraciones realizadas por el presidente de EE.UU., Trump, en los últimos días. Recordar que para Trump la buena marcha de los mercados de valores es un indicador de su “éxito” en el ámbito económico, por lo que seguimos insistiendo que desde un punto de vista político y desde un punto de vista económico al presidente estadounidense le interesa alcanzar un acuerdo comercial con China para “venderlo” como una gran hazaña.

Lo mismo ocurre con el régimen chino, el cual no puede dejar que su economía se ralentice mucho más debido a los fuertes desequilibrios que ello provocaría, especialmente por el lado del endeudamiento privado.

Es por ello que China parece dispuesta a avanzar para alcanzar un acuerdo aceptable y hacerlo en el plazo establecido de 90 días, a contar desde el 1 de diciembre pasado.

AYER se supo que el Gobierno chino estaba valorando la posibilidad de modificar su proyecto conocido como Made in China 2025, facilitando la entrada en su mercado a las empresas extranjeras, un paso realmente importante por parte del régimen comunista que fue AYER “muy celebrado” en las bolsas.

Así, nuevamente fueron los valores/sectores más penalizados en los últimos meses como consecuencia del conflicto comercial entre EE.UU. y China los que mejor se comportaron, destacando las alzas de los valores relacionados con las materias primas, los bancos, las tecnológicas y los fabricantes de automóviles y de componentes para el automóvil.

Destacó, igualmente el buen comportamiento de las utilidades, que se beneficiaron en algunos países como España, Italia y Portugal de la caída de las rentabilidades de los bonos.

Decir que AYER el primer ministro italiano, Conte, presentó al presidente de la Comisión Europea (CE) un nuevo presupuesto en el que el déficit se limita al 2,04% frente al 2,4% de su propuesta inicial. No está muy claro si ha habido cambios en el mismo o si este nuevo objetivo de déficit es producto de la ingeniería contable. Está por ver si la CE “traga” y opta por mirar para otro lado para evitar un fuerte enfrentamiento con el Gobierno populista italiano, o se decanta por seguir adelante con el expediente de sanción por déficit excesivo contra Italia.

De momento, los inversores han optado por ser optimistas, lo que ha permitido en los últimos días fuertes caídas de las rentabilidades de los bonos italianos y de la prima de riesgo del país, algo que también ha ocurrido, aunque de forma más moderada, en el resto de economías de la periferia del euro, incluida España.

Siguiendo con lo acontecido AYER en Europa, señalar que finalmente tuvo lugar en el Reino Unido, ya con las bolsas cerradas, la moción de “no confianza” lanzada por los críticos del partido de la primera ministra, Theresa May, con objeto de “descabalgarla” tanto del liderazgo del partido como de su puesto al frente del Gobierno británico. La moción no salió adelante, lo que da aire a una May cuyo liderazgo dentro del partido Tory no podrá ser retado nuevamente en 12 meses. El resultado de la votación fue de 200 votos a favor y 117 en contra de la premier.

Unos dirán que ha ganado por goleada y otros que su liderazgo ha quedado muy tocado con más de un tercio de los parlamentarios de su partido en su contra. Lo cierto es que, de cara a los mercados de valores, que May haya sobrevivido es positivo ya que cualquier otro escenario, dado el caos político actual por el que atraviesa el Reino Unido, habría sido muy negativo a tres meses de consumarse la salida del país de la UE.

Así lo entendieron los mercados de divisas, lo que llevó a la libra a experimentar una fuerte revalorización respecto al dólar tras conocerse el resultado de la votación.

La sesión en Wall Street, por su parte, fue positiva, aunque, como sucedió en la sesión del martes, los principales índices volvieron a ceder terreno desde sus niveles máximos del día, lo que demuestra que, a pesar del positivo flujo de noticias, los inversores siguen nerviosos y muchos aprovechan el repunte de las cotizaciones para deshacer posiciones.

Aun así, los índices cerraron con avances, con el Nasdaq Composite volviéndose a comportar mejor que el resto -de las últimas 12 sesiones ha acabado en positivo en 9-, impulsado por los valores de corte tecnológico, que celebran de este modo los avances en el conflicto comercial entre EE.UU. y China.

HOY la atención de los inversores la monopolizará la reunión que mantendrá el Consejo de Gobierno del BCE, la última del ejercicio. Está previsto que la máxima autoridad monetaria de la Zona Euro reitere su intención de dar por finalizado a finales de este mes su programa de compra de activos en los mercados secundarios.

No obstante, el BCE tiene la intención de seguir reinvirtiendo el importe de los vencimientos, siendo posible que HOY determine si lo va hacer por un periodo concreto de tiempo o por un importe determinada.

El BCE también dará a conocer su nuevo cuadro macroeconómico, que esperamos sea algo “más pesimista” que el anterior, dada la debilidad mostrada por las principales economías de la región en los últimos meses. Será interesante conocer lo que tiene que decir al respecto su presidente, el italiano Mario Draghi.

También se especula con la posibilidad de que el BCE anuncie un nuevo programa de liquidez ilimitada (LTRO) para los bancos de la región, aunque en este punto los analistas no se terminan de poner de acuerdo.

Por lo demás, señalar que la agenda macro del día se limita a la publicación de las lecturas finales del IPC de Alemania y Francia y en EE.UU. de las cifras de desempleo semanal.

Para empezar, apostamos por una apertura ligeramente al alza de las bolsas europeas en línea con el comportamiento que han tenido las asiáticas esta madrugada. Destacar, igualmente, que el hecho de que los futuros de los índices estadounidenses vengan al alza facilitará la mencionada apertura al alza de la renta variable europea. Posteriormente, esperamos que los mercados se estabilicen a la espera de lo que haga y diga el BCE.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído