Laura Sánchez

EEUU-China: ¿Por qué el acuerdo de Fase 1 sigue generando dudas?

EEUU-China: ¿Por qué el acuerdo de Fase 1 sigue generando dudas?

Mercados europeos mixtos a dos días de la firma del acuerdo comercial de Fase 1 entre Estados Unidos y China, prevista para este miércoles, 15 de enero.

Aunque el consenso descuenta que no haya sorpresas en cuanto a la firma de este acuerdo, sigue habiendo dudas en torno al contenido del mismo, que no se hará público hasta el mismo día de la firma (en inglés). Lo único que se sabe es que el documento consta de 86 páginas.

Incluso, algunos expertos señalan que la delegación china, encabezada por el vice primer ministro, Liu He, que llega este lunes a Washington, llega para “cerrar los últimos flecos” de la Fase 1, apuntan en Link Securities.

De hecho, según publicaba Reuters la semana pasada, en declaraciones de fuentes de la Casa Blanca, “el Gobierno del presidente Donald Trump ha invitado al menos a 200 personas a la ceremonia de la firma de la Fase 1, pero ambos países aún no han terminado de redactar lo que exactamente rubricarán”.

Ayer domingo, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, afirmó a Fox News que “los compromisos de China no se han modificado durante el proceso de traducción y se darán a conocer esta semana cuando se firme el documento en Washington”.

Según ha recalcado Mnuchin, el acuerdo, alcanzado el pasado 13 de diciembre, “pide que China compre entre 40.000 y 50.000 millones de dólares en productos agrícolas estadounidenses anualmente y un total de 200.000 millones de dólares en productos estadounidenses en dos años”.

«Creemos que fue una buena negociación, y que marcará una verdadera diferencia. Un escéptico diría ‘veremos’ y esa es probablemente una buena posición para tomar. Pero nuestra expectativa es que China cumpla con sus obligaciones y, en cualquier caso, sean exigibles», apuntaba el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, según publica Bloomberg.

No obstante, según esta agencia, “este acuerdo no es el final de la historia. El segundo acuerdo abordará las quejas estadounidenses de larga lista de requerimientos que no están cubiertos en el documento inicial. Entre ellos: los subsidios estatales, desde préstamos con descuento hasta electricidad barata, que han alimentado un creciente lobby de multinacionales chinas”.

Un acuerdo de Fase 2 que, “en palabras de Trump, no se espera que se complete antes de las elecciones de noviembre de 2020”, recuerdan en Renta 4 (MC:RTA4).

Para seguir acercando posturas, ambos países mantendrán a partir de ahora dos reuniones anuales para seguir hablando de posibles acuerdos y cambios en la forma de actuar de ambos países en el ámbito comercial.

“Debemos tener en cuenta que la guerra comercial aún no ha terminado: Estados Unidos no ha revocado todos sus aranceles a China y China todavía está implementando sus medidas de represalia». Todavía hay muchas incertidumbres en el camino”, publica hoy South China Morning Post.

Más allá de las dudas que pueda seguir generando este acuerdo, “la firma de la Fase 1 es un paso en la buena dirección y su anuncio ha servido para calmar el ánimo de los inversores y elevar las expectativas de los mercados en lo que hace referencia al crecimiento económico global. Que este escenario de recuperación del crecimiento económico mundial se vaya o no a cumplir, se verá en los próximos meses”, concluyen en Link Securities.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído