El Nikkei repunta un 1,11 % al descanso tras la promesa de liquidez del BoJ

¿Se ahondará el ‘crack del coronavirus’ en las bolsas o es el momento de comprar?

¿Se ahondará el 'crack del coronavirus' en las bolsas o es el momento de comprar?
Virus, bolsas, finanzas y mercados. PD

Momentos de duda. ¿Qué suelen hacer los mercados de valores tras una fuerte caída como la de la pasada semana?

Pues rebotar y esa palabra resuena en el cerebro de los inversores, que este 2 de marzo de 2020 deben volver a tomar posiciones después de las caídas del 11% del Ibex o del 14% del Dow Jones en las últimas cinco últimas jornadas.

En momentos como este siempre es bueno tener presente la tenaz advertencia de la economista Joan Robinson, cuando insistía en recordarnos que el mercado de valores está lejos de ser una ciencia que responda a leyes precisas como la matemática.

Aún así, parece casi imposible resistirse a mirar como han amanecido los mercados asiáticos.

La Bolsa de Tokio subió este lunes a media sesión y repuntó tras una apertura negra y cinco sesiones a la baja, después de que el Banco de Japón (BoJ) prometiera estabilidad ante la incertidumbre en los mercados por la propagación del coronavirus.

En el descanso de media sesión, el selectivo de referencia Nikkei subió 234,91 puntos, un 1,11 %, hasta 21.377,87 puntos.

El indicador acumuló una caída del 9,95 % entre el 20 de febrero y el viernes pasado por la inquietud sobre la propagación del virus.

Por su parte, el Topix, que agrupa a las firmas de la primera sección (las de mayor capitalización del mercado), acumuló un avance de 16,74 puntos al descanso, otro 1,11 %, hasta 527,61 unidades.

El parqué tokiota abrió la sesión con pérdidas y tocó su mínimo en seis meses, debido a la persistente preocupación de los inversores por el impacto económico del brote vírico.

También influyó en el descenso la apreciación del yen frente al dólar estadounidense, que se situaba en la franja de los 107 yenes durante la mañana.

Un yen fuerte es una desventaja para los exportadores japoneses, que ven mermada la competitividad de sus productos en el extranjero y sus remesas.

La plaza nipona dio un giro de 180 grados transcurrida la primera hora y media de negociación, después de que el BoJ dijera que está revisando las derivaciones del brote del nuevo coronavirus y se comprometiera a aportar liquidez ante las señales de incertidumbre en los mercados financieros globales.

El gobernador del banco central japonés, Haruhiko Kuroda, aseguró en un comunicado que la entidad «se esforzará por proporcionar una amplia liquidez y garantizar la estabilidad en los mercados financieros por medio de operaciones de mercado apropiadas y compra de activos», un mensaje tranquilizador que insufló ánimo en Tokio.

Durante la primera mitad de la sesión lideraron las ganancias el sector agrícola y pesquero, el de servicios y las inmobiliarias.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído