Noreen Burke

Ibex 35: cinco cosas a vigilar en los mercados financieros la semana que empieza este 14 de septiembre de 2020

La economía europea se está recuperando mejor de lo esperado, según Berlín

Ibex 35: cinco cosas a vigilar en los mercados financieros la semana que empieza este 14 de septiembre de 2020

La Reserva Federal se reúne el miércoles por última vez antes de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre y los inversores mantienen la esperanza de obtener más información sobre su decisión de tolerar una inflación más elevada.

Los mercados también prestarán mucha atención a los datos de agosto sobre ventas minoristas de Estados Unidos que se publican el miércoles y las cifras de solicitudes iniciales de subsidio por desempleo un día después.

La volatilidad de las acciones la semana pasada podría continuar pues el esperado paquete de ayuda fiscal se ha estancado en el Senado y se avecinan las elecciones.

En el Reino Unido, el Gobierno va a empezar a debatir su controvertido proyecto de ley sobre los mercados internos que podría arruinar su tratado de divorcio de la UE.

Mientras tanto, el Banco de Inglaterra y el Banco de Japón celebrarán sus reuniones de política monetaria el jueves pocas horas después de la Fed.

La economía europea se está recuperando mucho mejor de lo que muchos temían al principio de la pandemia COVID-19, dijo el sábado el Ministro de Finanzas alemán Olaf Scholz, añadiendo que los gobiernos deberían, no obstante, seguir apoyando a las empresas y a los consumidores.

«La pandemia no ha terminado, pero los indicadores … muestran que la economía se está recuperando mucho mejor de lo que temíamos hace algún tiempo, y eso es algo que se aplica a la Unión Europea en su conjunto, pero también a cada uno de los Estados miembros», dijo Scholz a los periodistas al final de una reunión informal de los 27 ministros de finanzas de la UE en Berlín.

Esto es lo que necesita saber para comenzar la semana que empieza este 14 de septiembre de 2020:

  • 1. Reunión de la Fed
    Todo apunta a que la Fed, que concluye este miércoles su reunión de política monetaria de dos días, realice algunos ajustes menores en su anuncio sobre los tipos de interés tras adoptar un nuevo enfoque el mes pasado para alcanzar su objetivo de inflación del 2%. La decisión de la Fed de tolerar períodos de inflación más elevada significa que los tipos de interés seguirán siendo más bajos algún tiempo más. La Fed también actualizará sus proyecciones sobre las perspectivas económicas y de tipos de interés, conocidas como el gráfico de puntos, que incluirán previsiones para 2023 por primera vez. «Creo que los puntos de 2023 acapararán la atención de todo el mundo», ha dicho Jon Hill, estratega de tipos de interés de BMO Capital Markets. El presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo a principios de este mes que, si bien el banco central mantendrá el pie en el acelerador de la política monetaria, los legisladores también tienen que contribuir a la recuperación, lo que hace que la falta de un nuevo paquete de política fiscal sea cada vez más preocupante para algunos inversores.
  • 2. Datos de ventas minoristas y solicitudes de subsidio por desempleo
    Antes del anuncio de la Fed del miércoles, Estados Unidos publicará los datos de agosto sobre ventas minoristas. Las previsiones apuntan a un aumento del 1% en términos mensuales y los datos ofrecerán un importante vistazo a si la expiración de la ayuda adicional al subsidio por desempleo de finales de julio lastra el gasto de los consumidores. Los participantes del mercado también seguirán de cerca los datos del jueves sobre solicitudes iniciales de subsidio por desempleo. El número de solicitudes iniciales de subsidio por desempleo se situó en niveles elevados la semana pasada, lo que sugiere que la recuperación del mercado laboral de la pandemia COVID-19 se está estancando al agotarse la ayuda financiera del Gobierno a las empresas y los desempleados.
  • 3. La volatilidad de los mercados de valores podría continuar
    A algunos inversores les preocupa que la volatilidad del mercado de valores de la semana pasada —que hizo descender el Nasdaq hasta un 10% desde sus máximos y zarandeó otros índices— sea el comienzo de una venta aún mayor que sacará al mercado de su curso tras un repunte de seis meses. Sin embargo, otros inversores creen que la reciente caída es una consolidación saludable tras un impresionante repunte de cinco meses del S&P 500 que fue impulsado por un pequeño grupo de empresas tecnológicas de gran peso y enormes cantidades de estímulo fiscal y monetario. Los analistas de Global Research de Bank of America han señalado que septiembre tiende a ser el mes más débil del año; las acciones han avanzado menos de la mitad de las veces y el rendimiento medio del S&P 500 asciende a menos de un 1%. Los datos del banco también indican que los mercados tienden a desplomarse en las semanas previas a unas elecciones, y luego se disparan.
  • 4. Fuegos artificiales del Brexit
    El Gobierno británico va a comenzar a debatir el proyecto de ley del mercado interior el lunes y aunque el primer ministro, Boris Johnson, tiene una mayoría de 80 escaños, el descontento interno por el proyecto de ley podría poner a prueba su liderazgo. La presentación de un proyecto de ley que incumpliría el acuerdo de retirada existente, que Londres admite abiertamente que contravendría el derecho internacional, podría hundir las posibilidades de un acuerdo comercial posterior al Brexit y desencadenar acciones legales por parte de la Unión Europea. Analistas de Morgan Stanley han aumentado del 25% al 40% la probabilidad de que el Reino Unido y la UE terminen negociando en términos de la Organización Mundial del Comercio. «Los riesgos se inclinan hacia un resultado más difícil… impulsando la probabilidad de nuestro escenario bajista de un resultado al estilo de la OMC hasta un 40%. Seguimos creyendo que habrá un retraso en la implementación del acuerdo», dijeron los analistas del banco, en una nota. La libra ya ha bajado un 4% este mes y, a 1,28 dólares, es posible que el riesgo total aún no se haya tenido en cuenta.
  • 5. Bancos centrales
    El cambio de la Fed hacia tolerar una inflación más elevada, una promesa efectiva de mantener la política monetaria más relajada, pone a otros bancos centrales en una situación difícil. A menos que sigan su ejemplo, los efectos de un dólar más débil frente a las demás monedas podrían amenazar su recuperación económica y sus perspectivas de inflación. La semana pasada, el Banco Central Europeo dijo que el fortalecimiento del euro aún no es una preocupación. Pero, junto con sus homólogos del Reino Unido y Japón, que se reúnen esta semana, eventualmente podría verse obligado más tiempo a la ruta más holgada de la Fed. No se esperan cambios por parte del Banco de Japón o el Banco de Inglaterra. Pero el Banco de Inglaterra podría marcar la extensión de su programa de compra de bonos para ayudar a una economía zarandeada por los efectos de la pandemia y el Brexit. El Banco de Japón, por su parte, tiene que lidiar con un nuevo primer ministro entrante, probablemente Yoshihide Suga, que recientemente pidió que el banco trabajara con el Gobierno, afirmando que no se creía los argumentos sobre que los tipos de interés negativos podrían lastrar las ganancias del banco.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído