Moris Beracha Wuani

¿Se acaba la confidencialidad? España compartirá datos sobre criptomonedas

La norma también contempla la creación de un sistema de registro único contentivo de los datos de los usuarios de esos servicios

¿Se acaba la confidencialidad? España compartirá datos sobre criptomonedas

Esta semana un decreto publicado en el Boletín Oficial del Estado en España sacudió al mercado de las criptomonedas y, por ende, a aquellas empresas que se dedican a ofrecer y prestar servicios asociados a estas: el país habilitará un registro único de datos de los clientes que será compartido con el resto de Europa.

Y es que tal medida viene a alinear la normativa regional con las disposiciones regionales en la materia acerca del lavado de activos y financiamiento al terrorismo.

Aquellas empresas cuya actividad comercial esté asociada con criptomonedas (servicios de custodia, fondos de inversión y exchanges), deberán estar registradas y supervisadas por las autoridades españolas, ya que fueron incluidos como “sujetos obligados”.

El nuevo Real Decreto-ley incorpora a las disposiciones españolas la normativa europea llamada Directiva 2018/843, a la cual se le conoce como AMLD5. Con la futura entrada en vigencia de la disposición, todas aquellas compañías que prestan servicios de intercambio de criptomonedas por dinero fíat o la custodia y monederos deberán suministrar los datos de sus clientes, informando las actividades “presuntamente sospechosa” de los mismos.

La norma también contempla la creación de un sistema de registro único contentivo de los datos de los usuarios de esos servicios, los cuales podrán ser cruzados con la información de otros países de la Unión Europea “con acceso público”, lo que ya no limita la legislación a tan solo sujetos obligados y autoridades.

España se suma tardíamente a esta cruzada de transparencia informativa, por cuanto el pazo establecido por la UE culminó en 2020. No obstante, la importancia de tal resolución radica en el hecho de que se comienza a avanzar en lo concerniente a una regulación en la materia.

Por lo general, una de las principales críticas que se hacen a las operaciones con criptomonedas es el “halo de misterio” que envuelve a esas transacciones, condición que beneficia a algunos, pero incomoda a otros. Muchos inversionistas se refugian en criptoactivos en la búsqueda de opciones que le generen rentabilidad en el mediano o largo plazo.

Otros buscan esconder sus ganancias ilícitas en esta suerte de “paraísos fiscales virtuales” que le garanticen anonimato en un ambiente de total opacidad.

Pero con esta nueva disposición las cosas comienzan a cambiar.

Mediante el intercambio de información en ese sentido, a través del empleo de una plataforma común a todos los “comunitarios”, se continúa fortaleciendo el trabajo que, desde hace algún tiempo, vienen ejecutando organismos como la Autoridad Bancaria Europea y la Autoridad Europea de Valores y Mercados.

Los tiempos cambian y la transparencia se impone.

Moris Beracha

Te puede interesar

TODAS LAS OFERTAS

LA MEJOR SELECCIÓN DE OFERTAS ONLINE

Seleccionamos y organizamos miles de ofertas online para ti

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído