La media móvil en la inversión

La media móvil en la inversión

Entre los analistas técnicos, la media móvil es sin duda de los indicadores más extendidos y utilizados. La elevada sencillez con la que confirma las tendencias del mercado, ya sean alcistas o bajistas, la hacen muy popular entre los trader. Además de, poder usarse en cualquier tipo de activo o mercado de los ofrecidos por un Broker regulado. Es un indicador igualmente válido y fiable tanto si se implementa en el futuro del S&P500, por ejemplo, como en un par de divisas, como puede ser el EUR/USD.

En este artículo vamos a descubrir cómo se construyen, su utilidad y los principales tipos, con ejemplos prácticos sobre un gráfico de un futuro del mercado americano.

¿Cómo se construye?

La media móvil es el resultado de sumar el valor de un conjunto de datos y dividir el resultado entre el número de datos utilizados.

Su función reside en seguir el precio (eliminando parte del ruido generado en el corto plazo) para mostrar la oscilación media del activo según se vaya desarrollando la cotización. Ayuda a generar una perspectiva más amplia que el momento actual a los traders que la utilizan.

Los inversores de más corto plazo suelen utilizar la media móvil de 10/20 y los de medio y largo plazo la media móvil de 50/100.

Utilidad de la media móvil

La media móvil elimina ruido de corto plazo, suaviza las oscilaciones del precio y permite comprobar de una manera válida la tendencia del activo a invertir.

Una de sus ventajas es que se adapta a todos los espacios temporales que quiera el inversor, tanto de corto plazo como de medio o largo plazo (minutos, horas, días o semanas).

Como procedimiento general, si la media móvil está en movimiento ascendente es porque la tendencia del precio es alcista y al revés, si la media móvil es descendente es porque la tendencia es bajista. En el caso de que el precio se encuentre en lateral el indicador no reflejará, o lo hará de manera muy leve, una clara pendiente.

A la hora de interpretar la tendencia del activo será clave determinar el espacio temporal en el que el trader quiera operar, ya que, dependiendo del plazo el indicador podría dar señales divergentes. Por ejemplo, en un valor que se recupera de una tendencia bajista y efectúa un rebote, en plazos temporales cortos la media estará en pendiente alcista y es muy probable que en plazos temporales más amplios refleje pendiente bajista.

Tipos de medias móviles

A la hora de invertir con este indicador, las tres medias más frecuentemente utilizadas son:

  1. La media móvil simple: (SMA, simple moving average) se obtiene del sumatorio de todos los precios de cierre de un número de sesiones determinadas (10, 20, 50, etc) para posteriormente dividir entre ese número de sesiones determinado. La principal característica es que en esta media todas las sesiones ponderan lo mismo, ya sean las más alejadas o las más cercanas.
  2. La media móvil exponencial: (EMA, exponencial moving average) se diferencia de la anterior en que en ésta ostentan mayor importancia los precios más recientes frente a los más antiguos.
  3. La media móvil ponderada: (WMA, Weighted moving average) cuya diferencia con la exponencial está en que los precios más antiguos ponderan de manera muy baja en la configuración, existiendo un muy fuerte contraste entre los precios según la sesión sea próxima o lejana. Es la media móvil que con mayor rapidez responde a los cambios de precio.

Estos son los principales tipos, pero vamos a verlos ejemplificados sobre un gráfico de un futuro del mercado americano: el futuro del S&P500. (Te dejamos más detalles de este producto derivado aquí)

En el grafico del Futuro E-mini S&P de Jun22 se han representado, con el mismo número de sesiones de cálculo (50), la evolución de las principales medias. En azul la media móvil simple (SMA), en amarillo la media móvil exponencial (EMA) y en rojo la media móvil ponderada (WMA).

Como se puede comprobar la SMA forma una línea continua en relación con la evolución del precio, mientras que la que presenta una mayor reacción ante los cambios del precio es la WMA.


Los comentarios realizados en este artículo, las posibles operaciones sugeridas o planteadas y el material suministrado tienen fines meramente formativos. En ningún caso, constituyen un asesoramiento profesional, una propuesta de inversión o una recomendación operativa. iBroker Global Markets Sociedad de Valores, S.A. no se responsabiliza de las consecuencias de la información difundida ni puede asegurar que la información sea exacta y/o completa.

Los Futuros y las Opciones son instrumentos complejos y presentan un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. Los Futuros y las Opciones no cuentan con la protección de saldo negativo y las pérdidas podrían exceder el saldo depositado en su cuenta.

Cada inversor debe valorar los riesgos de los instrumentos financieros, así como sus conocimientos del funcionamiento de los mercados antes de realizar operaciones con productos complejos. El presente artículo puede considerarse pieza publicitaria de ibroker.es

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído