5 Reglas de oro para escoger el mejor crédito

5 Reglas de oro para escoger el mejor crédito

Al buscar un crédito, recibir el dinero no es lo único a lo que debe ocupar tu atención. De hecho, esa es quizás la parte más simple del trato.

Hay otros elementos que pueden terminar teniendo un peso muy importante al momento de elegir un préstamo y que se suelen pasar por alto solo por la urgencia de dinero. Estas son las cinco reglas para escoger el mejor crédito:

1. Mira los intereses

Los créditos funcionan gracias a los intereses, ese es el incentivo que hace que quienes tienen “dinero libre” quieran prestarlo a los que lo necesitan.

Altas tasas de interés pueden hacer que el crédito simplemente deje de valer la pena. Hay dos tasas de interés a las cuales mirar antes de elegir.

  • TIN (tipo de interés nominal) remuneración del prestamista
  • TAE (tasa anual equivalente) el costo del préstamo>

Mientras más se acerquen a cero, menos dinero extra se paga con el crédito.

2. Atento a los plazos de devolución

Va de la mano con los intereses, es la cantidad de tiempo con la que se cuenta para devolver efectivamente el crédito más las tasas de intereses aplicadas.

Un plazo de devolución más amplio, es decir, más tiempo para pagar, indica que al final se paga más dinero del recibido inicialmente en el crédito. Mientras menos cuotas tenga un plazo de devolución, menos dinero total se habrá pagado al finalizar el crédito, aunque eso también se traduce en cuotas de pago más altas.

Esto se debe a que los prestamistas tardan más tiempo en recuperar el dinero del crédito, por eso aplican tasas de interés más grandes a plazos de devolución mayores.

3. ¡Chequea los requisitos!

Para solicitar un crédito, se debe cumplir con los requisitos que la institución bancaria o el particular solicitan. Ellos chequean los requerimientos y luego realizan o no la aprobación.

Sin embargo, en caso de que por alguna razón seas aprobado y no cumplas los requisitos, si se dan cuenta podrían enfrentar graves consecuencias (que seguro estarán estipuladas en el contrato) por haber aceptado el crédito.

No es difícil comprender entonces el motivo por el que muchas personas prefieren créditos online como los que reseña Creditvote.com/es, con requisitos flexibles y de aprobación casi instantánea. Todos quieren el dinero de un crédito, pero nadie quiere hundirse en un papeleo eterno y en requisitos difíciles de cumplir.

4. Sé sincero

Aun y cuando quienes otorgan el crédito soliciten información tan básica como número de contacto, correo electrónico o una cuenta donde el solicitante del crédito sea el titular, siempre provee datos reales.

Información falsa podría acarrear serios problemas, incluso podría tener consecuencias tan graves como estar una de las listas de morosos como ASNEF, RAI o CCI; dar información falsa puede considerarse incluso una ofensa más grave que incumplir con los pagos.

Esto sin mencionar que muchas veces los créditos representan una relación de confianza, y una vez que se quiebre la confianza, tendrás una mancha en tu reputación.

5. Solo haz negocios en sitios web seguros

Cuando las solicitudes sean online, siempre asegúrate que el sitio en cuestión está asegurado con el código “https” en su URL; en algunos navegadores se indica esto con un candado o una luz de color verde.

Un sitio seguro significa que tus datos están protegidos y que no podrán ser robados mientras estés en este sitio. Si la dirección web no es segura, es cómo solicitar el crédito a un prestamista de mala muerte que te dará el dinero solo para que te lo roben al salir de la oficina.

Estas simples pero importantes reglas son el secreto para escoger un crédito que no solo sacie una necesidad de dinero en el momento, sino que también te ahorre dolores de cabeza en el futuro.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído