Las grandes verdades y mentiras de los créditos por internet

Las grandes verdades y mentiras de los créditos por internet

Los préstamos por internet están ganando cada vez más terreno. Figuras como los créditos rápidos online han aumentado su volumen considerablemente en los últimos años a lo largo y ancho del país por numerosas razones. Son soluciones rápidas y eficaces, son cómodas y, además, se mueven en un entorno en el que hay cada vez más personas: el digital.

No es una afirmación baladí esto último. España está aumentando su número de conexiones a un ritmo vertiginoso, de hecho, los últimos datos del INE lo dejan más que claro. En 2018, el 87% de la población masculina ha usado internet prácticamente a diario, mientras que la población femenina ha bajado la cifra ligeramente, hasta un 86%. Prácticamente, se puede decir que tan solo un 14% de la población de España no utiliza internet con frecuencia.

Situación que ha fomentado la aparición de soluciones digitales en todos los sentidos posibles, y que ha tenido en el ámbito de los préstamos todo un efecto de choque global. Ya hemos hablado de cómo los créditos rápidos por internet se han disparado últimamente, pero esta afirmación es una que prácticamente puede extenderse a todo el campo de los préstamos por internet. Situación que, además, ha hecho proliferar ciertas creencias sobre estos productos financieros.

Justo en este punto nos vamos a detener, puesto que vamos a ver cuáles son los principales mitos y las verdades que se mueven dentro y fuera del ámbito digital en lo que respecta a los créditos online. Si quieres saber bien qué hay detrás de la oferta de las financieras de la red de redes, esto te interesa mucho.

Lo cierto y lo falso sobre los préstamos online

Existen muchas verdades, como también muchas mentiras, flotando alrededor del panorama de los créditos online. Para resolver las principales dudas al respecto, vamos a ver cuánto hay de verdad y cuánto de mentira en este campo.

Son seguros

Por supuesto, los préstamos online son propuestas totalmente seguras. Es cierto que puede haber cierto riesgo si nos ceñimos a las propuestas de las financieras menos reputadas y más desconocidas, como también lo es que portales como el de PrestamosPerfectos.es ayudan a evitar este tipo de problemas. En la red hay comparadores de créditos online que se postulan como la herramienta perfecta para el consumidor, dado que dan todos los detalles de las mejores propuestas financieras dl panorama digital.

Los préstamos por internet suelen ser tanto o más seguros que los tradicionales, aunque todo acaba dependiendo de las condiciones de la financiera. Si recurres a una fiable, podrás moverte con total seguridad y sin miedo alguno.

Si los usas, acabarás en el ASNEF

Una creencia bastante popular es que, dadas las condiciones reales de estos créditos, quienes los utilicen acabarán quedando registrados en índices de morosidad como el de ASNEF. Lo cierto es que la realidad es bien diferente, de hecho, el riesgo de aparecer en estos listados es exactamente el mismo que con un préstamo tradicional. El consumidor es responsable y debe cumplir con las exigencias habituales de estos productos económicos.

No, usar un crédito online no te empujará a formar parte de las listas de ASNEF, a no ser que decidas no pagar las cuotas correspondientes en reiteradas ocasiones. De ser así, sí es probable que pases a figurar ahí, tal y como sucedería con cualquier impago en general.

Tienen más ventajas

Esto es una verdad a medias, o una falsedad a medias. Un préstamo por internet no tiene por qué ofrecer más ventajas que uno tradicional, salvo en lo referente a la realización del trámite, que esa sí suele ser mucho más cómoda y rápida que la de un préstamo más tradicional. No obstante, a la hora de hablar de bonificaciones o facilidades en cuanto al producto como tal, suelen ofrecer exactamente lo mismo, de hecho, sus condiciones son muy parecidas en todos los aspectos.

Sí es posible que el préstamo online ofrezca algo más interesante para el consumidor al contar con propuestas muy específicas, como pueden ser los créditos de 1000 euros o los rápidos sin papeles. Aun así, por lo general no tienen más ventajas.

Carecen de regulación

Algo que tampoco es cierto del todo. Los créditos online sí están regulados, de hecho hay una organización específica que se encarga de ello. Sí es cierto que puede haber algunos préstamos en concreto que no están tan regulados como el resto; pero también lo es que existen organizaciones como la AEMIP, responsables del control y la regulación de propuestas como los minicréditos que tanto se mueven por internet.

No, esto no es el Salvaje Oeste ni mucho menos. Todo está perfectamente controlado y regulado para garantizar la protección del consumidor a la hora de acercarse a cualquier financiera.

Hay otras creencias populares que también podrían ser desmentidas con rapidez, como afirmaciones que confirmar. Las prórrogas fáciles, el poder pedir préstamos sin papeles… Todas esas son cuestiones reales que se pueden ver en los créditos por internet, y que muchos consumidores consideran que es un mito lejos de la realidad.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído