Conducen mal los demás

(PD).- El español medio está aprendiendo a ser más prudente. El problema es que no lo es tanto como se cree. El carné por puntos y la reforma del Código Penal penden como nuevas amenazas sobre un conductor habituado durante décadas a incumplir las normas.

Una nueva forma de manejar los coches, menos agresiva y más sensata, se abre paso poco a poco. Pero, según los expertos, falla la base: la educación vial. La percepción del peligro es baja. Porque se ve peligrosa la forma de conducir de los demás. No la propia.

La evolución, en todo caso, es positiva. En el último cuatrienio se ha conseguido reducir el número de víctimas mortales en carretera un 32%, y el pasado año ha sido el primero en 40 en el que la cifra de muertos ha bajado de 3.000.

Por entonces, en 1967, había 3,5 millones de conductores y tres millones de vehículos. La cifra es, hoy, desorbitada: cerca de 23 millones de conductores y casi 30 millones de coches.

VÍA Javier Lafuente (El País)

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído