El mercado automovilístico confirma los peores augurios y sufre su mayor derrumbe en 15 años

(PD).- Las matriculaciones de turismos y todoterrenos en el mes de agosto se elevaron a 58.530 unidades, que reflejan un retroceso del 41,3% sobre las 99.664 unidades del mismo mes del año pasado, según han informado este lunes las asociaciones de fabricantes (Anfac) y vendedores (Ganvam) de automóviles.

Agosto, tradicionalmente el mes de menor volumen de matriculaciones, ha registrado en esta ocasión el peor dato del año, con la caída porcentual más importante y la segunda más intensa de la historia, tras la de enero del año 1993 -hace ya quince años-.

En el conjunto de los ocho meses, las 882.397 matriculaciones sumadas implican una reducción del 21,1% en relación a las 1.019.950 (236.653 unidades menos) de los mismos ocho meses del año pasado, una evolución algo por encima de las previsiones del sector para el conjunto del año.

Anfac y Ganvam destacaron que, aunque agosto contó con dos días hábiles menos y es el mes con menor volumen de matriculaciones del año, «continúa el brusco deterioro de la venta de vehículos».

Las organizaciones explican el desplome de las ventas por la fuerte disminución del consumo privado, sobre todo de bienes duraderos, por la caída de la confianza del consumidor y por la evolución negativa de otras variables económicas, como el desempleo y la inflación, todo ello unido a la fuerte restricción de la financiación.

Las empresas de alquiler también compran menos

La debilidad del consumo ha provocado que las compras por parte de particulares y empresas no alquiladoras, principal canal del mercado, descendieran un 41,2% en agosto y un 24,1% en los ocho primeros meses del presente ejercicio.

Por otro lado, las adquisiciones por parte de empresas de alquiler se redujeron un 43,7% en agosto, con lo que en los ocho primeros meses del año acumulan una disminución del 5,7% en comparación con el mismo período de 2007.

Las matriculaciones de coches cayeron en agosto y en lo que va de año en todas las comunidades autónomas y en todos los segmentos, sobre todo en el apartado de todoterrenos y de monovolúmenes grandes, con descensos por encima del 60% en el último mes.

El 33% de los automóviles matriculados en agosto eran de gasolina, frente a la cuota del 67% para el diésel, que sigue perdiendo presencia tras la nivelación de los precios de ambos carburantes. Entre enero y agosto, la penetración del diésel se sitúa en el 69%, por un 31% para los vehículos de gasolina.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído