Una de cada cuatro víctimas mortales de tráfico en Semana Santa no llevaba puesto el cinturón

(PD).- El 23% de los fallecidos durante la Semana Santa no llevaba puesto el cinturón de seguridad, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT). La mayoría de los accidentes mortales, el 80%, se produjo en carreteras convencionales de doble sentido.

Cuarenta y ocho personas murieron en los 46 accidentes mortales de tráfico registrados en las carreteras españolas durante la operación especial de tráfico con motivo de las fiestas de Pascua –que comenzó el pasado 3 de abril y concluyó la pasada medianoche– lo que representa un 27% menos que el año pasado.

Se trata de la cifra más baja de fallecidos desde que la DGT elabora estadísticas de la operación especial de Semana Santa. El pasado año en las mismas fechas murieron 66 personas en accidentes de tráfico, 18 víctimas más de las que se han registrado en el 2009. De las 48 personas muertas este año, seis viajaban en motocicleta, cuatro menos que en la Semana Santa del 2008.

Más accidentes por la tarde

La franja horaria más peligrosa es la que discurre entre las 14.00 y las 20.00 horas, y el accidente más común, la salida de vía. El origen de la mayoría de los siniestros suele ser una combinación de exceso de velocidad y distracción del conductor. El tramo de edad en el que más han caído los accidentes es el de los jóvenes de entre 15 y 24 años.

En lo que va de año, el número de muertos en accidente se ha reducido ya un 12% en comparación con el mismo periodo del año pasado. Desde enero han fallecido en la carretera 516 personas, 70 menos que en el 2008. En lo que se refiere a la Semana Santa, las víctimas mortales han caído un 50% en solo dos años.

También se han reducido el número de heridos graves (aquellos que necesitan al menos 24 horas de hospitalización) que han pasado de 365 en el 2008 a 264 este año.

«Hay que seguir trabajando»

Desde el 3 de abril se han producido 14,7 millones de desplazamientos, 200.000 más de los previstos, aunque el dato representa una reducción del 4% respecto al año pasado. Esos 14,7 millones de desplazamientos suponen una cifra muy similar a la de la Semana Santa del 2006, aunque entonces fallecieron 106 personas. En 1990, la Semana Santa se saldó con casi 200 vidas perdidas.

En rueda de prensa para presentar el balance de la siniestralidad de la Semana Santa, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha destacado que por fin se ha conseguido romper la tendencia negativa de la siniestralidad en estas fechas.

Acompañado por el director general de Tráfico, Pere Navarro, Rubalcaba ha asegurado que los datos son «razonablemente buenos», aunque no les dejan «satisfechos». El ministro ha destacado la importancia de concienciar a la sociedad sobre el uso del cinturón de seguridad y ha insistido en que «hay que seguir trabajando» para reducir aún más el número de accidentes.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído