Lancia Ypsilon, el punto final a toda una historia

Lancia Ypsilon, el punto final a toda una historia
Lancia Ypsilon Pixabay

El mundo de las marcas y las empresas es un mundo que está en constante cambio. Marcas de toda la vida desaparecen en cuestión de meses, otras empresas independientes se convierten en multinacionales en cuestión de años, y unas sustituyen los puestos de las otras sin que los consumidores, en muchas ocasiones, lleguemos a darnos cuenta. Obviamente, el mercado de automóviles, no es una excepción.

Actualmente, el mercado de automóviles en España está repartido entre más de 50 empresas y marcas diferentes, lo que provoca una competencia constante por la búsqueda de los mejores clientes y las mejores ventas. Como es natural, esto provoca que haya empresas que hayan tenido épocas muy buenas, pero que también hayan llegado a estar en la bancarrota, e incluso que hayan llegado a desaparecer poco a poco del mercado. Este es el caso de Lancia.

Esta fabricante de automóviles fue fundada en el año 1906 por Vicenzo Lancia, pero no fue hasta 1969 que pasó a formar parte del grupo italiano Fiat. La marca consiguió su pico más alto de popularidad en la época de éxito del mundo de los rallys, las décadas de los años 70 y 80, donde lució modelos que han pasado a ser míticos como el clásico Lancia Delta. Este modelo gozó de gran publicidad, en parte gracias a su buena actuación en las carreras de rallys, y en parte también a la promoción que se hizo de él, publicando spots televisivos en los que aparecían las estrellas más grandes del momento conduciéndolo, y finalmente convirtiéndolo en el coche oficial de la cumbre mundial de los Premios Nobel.

La marca, desde su unión al grupo Fiat, ha sido sinónimo de velocidad, habiendo muchos alabados deportivos en las calles y en las carreras que portaban orgullosos la insignia Lancia en el frontal.

A partir de la década de los años 90, la marca se ha orientado más al lujo y la elegancia, ha dejado de estar ligado al mundo de las carreras de rallys (que ya no goza de la popularidad que gozó en su día), para estar ligado al mundo de la moda, lo que le ha otorgado el llamado posicionamiento Premium.

Sin embargo, durante las dos últimas décadas las ventas mundiales de Lancia no han parado de caer, hasta el punto de que los directivos de Fiat Chrysler Automóviles (FCA) decidieron en 2016 cesar la comercialización en todo el mundo excepto en Italia, donde desde hace años se vende el 90% de las unidades anuales fabricadas. Además, anunciaron que hasta el año 2018 solo venderían un único modelo, el Lancia Ypsilon. Este último lustro ha estado marcado por la venta de modelos Chrysler rebautizados como Lancia, aunque esto no ha permitido a la marca mejorar sus ventas, por lo que su desaparición está muy unida a este modelo.

Este coche es un pequeño utilitario que está basado en la plataforma que da vida al Fiat 500, el cual sí que lleva años gozando de gran popularidad por su aspecto joven y dinámico que atrae a todo tipo de público. El posicionamiento Premium del Lancia Ypsilon queda reflejado con algunos de los elementos de equipamiento de la gama, como son su sistema de iluminación (con los faros bi-xenón, algo muy poco común en su categoría), climatizador, techo panorámico o asistente de aparcamiento.

A pesar de ser un coche que vale la pena comprar, el mal posicionamiento de la marca y su baja popularidad en los últimos años han llevado a que solo se produzca en Italia, lo cual hace que, en esas condiciones, sea imposible mantener una empresa entera con un solo modelo de automóvil.

Este es un claro ejemplo de la variabilidad y competitividad que existe en el mercado empresarial, no solo actualmente, sino desde hace décadas. Algunas empresas, que han llegado a estar en la cumbre de su sector, con unos atributos claros y un público fiel, llegan en cuestión de años a ser sustituidas por modelos más nuevos o diferentes, que les quitan puestos y visibilidad sin que les sirva de nada hacer algo para evitarlo.

Lacia fue una de las marcas más importantes en su época, y una de las más míticas en aquellos tiempos en los que las carreras de rallys eran el centro de todas las miradas. Sus modelos siempre guardarán un hueco en la memoria de todos los amantes de los automóviles y de todos los fanáticos de la velocidad, que en su día encontraron en esta marca toda la emoción y la adrenalina que necesitaban.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido