La importancia de realizar el mantenimiento de nuestro vehículo después del verano

La importancia de realizar el mantenimiento de nuestro vehículo después del verano

Después del calor veraniego y las largas escapadas por carretera, vuelven los atascos y los trayectos diarios por ciudad. Por eso, es necesario que los conductores tengan en mente la necesidad de una puesta a punto a tiempo para volver a la rutina con seguridad.
Y es que la clave para evitar problemas como un mayor consumo del vehículo, el aumento de emisiones o averías es revisar periódicamente todos los componentes del coche y la mecánica del mismo.
Por esta razón, Midas, cadena especializada en el mantenimiento integral de coches y motos, ofrece programas de mantenimiento- con diferentes opciones en función de la edad del vehículo- y aconseja mantener en buen estado los puntos clave del vehículo que más sufren después del verano:

  • Frenos

Los frenos son una de las partes fundamentales del vehículo, por eso, hay que estar alerta en cualquier momento de posibles alteraciones en el buen funcionamiento de estos. Como recuerdan desde Midas, para que los frenos reaccionen instantáneamente en cualquier circunstancia todo debe permanecer en perfecto estado- forros, pastillas, discos, líquidos…- con el objetivo de evitar falta de precisión al frenar, vibración del vehículo con la frenada o el hundimiento de forma anormal del pedal.
El buen mantenimiento de los frenos disminuirá el riesgo de accidentes, por lo que los expertos de Midas recomiendan revisar las pastillas y discos de freno cada seis meses o 20.000km y el líquido de frenos cada dos años, independientemente de los kilómetros recorridos y cada 40.000km.

  • Neumáticos

El estado de los neumáticos del coche y la medida de presión son dos de los elementos de seguridad más importantes del vehículo. Después del verano, con las altas temperaturas en el asfalto, es muy probable el desgaste prematuro de las ruedas. Midas recuerda la importancia de tener, al menos, 3 mm de grosor en los dibujos. Además, la presión de los neumáticos se debe revisar periódicamente y sustituirlos cuando la profundidad del dibujo sea inferior a 1.6 milímetros. Asimismo, deformaciones, golpes o una mala alineación de las ruedas afecta directamente al estado de los neumáticos y a otros elementos de la dirección y la suspensión del coche.

  • Batería

Antes y después del verano es importante revisar la batería del vehículo ya que pueden sufrir daños al enfrentarse a temperaturas extremas. Si no se sabe cuándo cambiar la batería del coche, Midas aconseja revisar el estado de la batería cada seis meses y sustituirla cada cuatro años.

  • Climatizador

Durante el verano, el climatizador es una de las partes que más trabaja del vehículo. Además hay que tener en cuenta que, al no usarse en invierno, y al finalizar el verano habiendo dado el máximo, es muy habitual que el climatizador se queme. Esta es una de las averías más comunes que puede derivar en otra mucho más grave si se acaban rompiendo los filtros. Por eso, Midas recuerda la importancia del cuidado del aire acondicionado tanto en verano como en invierno.

  • Elevalunas

Con el calor del verano vienen esas bajadas y subidas de ventanillas a todas horas y con ellas, las averías en sus mecanismos. Puede que, o bien por un sobreuso o bien por desgaste, se rompa uno de los cables que hace funcionar el elevalunas eléctrico y como apuntan desde Midas, la reparación es también el único remedio.

  • Bombillas

Es importante revisar que las bombillas de las luces de cruce están en correcto estado e iluminen lo suficiente como para que en vías con una iluminación inadecuada, no sea necesario utilizar las largas y los otros conductores puedan ver a otros vehículos.

Además, es necesario revisar los faros del vehículo después de haber estado muy expuesto al sol para evitar la degradación del cristal que tiene consecuencias directas con la seguridad en la conducción porque evita la difusión de la luz en la carretera provocando una menor visibilidad exterior del vehículo a la vez que una visibilidad reducida para el conductor.

Para que todo esté a punto, Midas, ofrece un programa informático donde sus mecánicos pueden consultar qué cambios se deben realizar en cada revisión según el modelo del coche, marca, kilometraje o tipo de conducción. Además, el equipo de los centros Midas explican y aconsejan a sus clientes sobre la revisión que debe realizar y las piezas que debe cambiar a su coche, explicando detalle a detalle todas las operaciones necesarias para que el vehículo siga circulando con total seguridad.

Además de todo esto, hoy en día existen aplicaciones móviles encargadas de ayudar a los usuarios a no olvidar ninguna revisión y a que el viaje sea más cómodo y seguro. Un ejemplo de ellas es Midas Connect, que a través de un dispositivo que instalan en los talleres Midas permite conectar tu coche proporcionando datos útiles y prácticos sobre la conducción y el estado del vehículo.

Conociendo todo esto y sabiendo todo lo que ha aguantado tu vehículo durante el verano, ahora tu coche se merece que lo cuides, algo que es posible gracias a la promoción “El Mantenimiento Midas” con la que los profesionales de Midas revisarán más de 30 puntos de seguridad de tu vehículo para empezar la temporada otoño-invierno de la forma más segura.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído