EL HOMBRE Y SU COCHE

El Gobierno PSOE-Podemos planea subir el impuesto al diésel

El Gobierno PSOE-Podemos planea subir el impuesto al diésel

A PSOE y Podemos, dirigidos por personajes que nunca han montado una empresa o trabajado fuera del paraguas de la subvención, les gustan más los impuestos que a un tonto una tiza.

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, abre ahora la puerta a subir el impuesto al diésel.

La ministra apunta a que España está por debajo de la presión fiscal en Europa y, por tanto, su sistema tiene margen suficiente para buscar nuevas figuras impositiva, tal y como reconoció en una entrevista a El País.

Según Montero, debe de haber un desarrollo de la política fiscal verde que permita acompañar al sector productivo para lograr una economía neutra en carbono, bajo la visión de que la fiscalidad es una herramienta, no un fin en sí mismo.

De este modo, las declaraciones de Montero dejan entrever las intenciones del PSOE de aplicar uno de los tributos por los que más a abogado desde desde hace más de un año, el impuesto al diésel, siguen en pie.

Pedro Sánchez ya anunció en enero de 2019, de cara a la primera campaña electoral del año, la del 28 de abril, su intención de elevar en 3,8 céntimos la carga impositiva del diésel para recaudar en torno a 670 millones de euros. Ahora, la ministra confirma esta vía al asegurar que hay margen para incrementar la presión fiscal.

Montero también aseveró que el Ejecutivo quiere estudiar a fondo el Impuesto de Sociedades.

Según sostiene, el Ejecutivo tiene que ver si las empresas realmente están usando los incentivos para la igualdad o la contratación de personas con discapacidad. Según la portavoz del Gobierno, hay margen para que no tenga un rendimiento tan bajo como el que quiere ahora.

Por otro lado, respecto a la polémica tasa Google (impuesto por el que el PSOEtambién abogó en su última campaña electoral y que consiste en aplicar el 3% sobre la facturación de las grandes empresas tecnológicas que tengan publicidad dirigida, como Google, Facebook o Amazon), Montero señaló que las nuevas figuras fiscales deben formar parte de una nueva fiscalidad del siglo XIX que tienen que ver con lo digital, lo medio ambiental y la imposición sobre la riqueza.

Diálogo con ERC
La ministra también se ha referido a la controversia de un acuerdo con ERC para sacar adelante la investidura y unos futuros presupuestos. A su juicio, considera que el diálogo es el único instrumento para lograrlo, aunque reconoce su dificultad. Asimismo, respecto a las declaraciones de Oriol Junqueras sobre que volvería a declarar la independencia en Cataluña, aseguró que las consecuencias serán las mismas que antes. No obstante, defiende que Pedro Sánchez haya pasado de recuperar el delito de convocatoria de referéndum a acordar una mesa de Gobiernos con ERC. «No es un cambio de discurso, es una adaptación a la circunstancia».

Montero justificó que el resultado electoral ha obligado a «ceder» en algunos planteamientos, pero que el partido no va a ceder «ni un ápice» en la integridad territorial de España.

La portavoz del Gobierno abogó por la necesidad de poner en marcha un presupuesto con nuevas medidas fiscales con el objetivo de lograr dinero para aplicar a las políticas fiscales, sin olvidar el objetivo de déficit que pactemos con Bruselas. La Comisión Europea exige ya a España un ajuste de 8.000 millones de euros. «Cuando tengamos acordada la senda con Bruselas elaboraremos el techo de gasto.

Los impulsos más intensos que tengamos que dar a alguna política los haremos a lo largo de la legislatura, y no en el primer año», dijo. No obstante, añadió que también dependerá de la evolución económica, pese a que España está resistiendo bien los envites de la desaceleración.

Montero, en cambio, no quiso mojarse a la hora de contestar si hay margen para subir el salario mínimo. La ministra se limitó a señalar que hay que vigilar que el mercado laboral esté en condiciones de absorber una subida razonable y que permita seguir creando empleo de calidad.

Relación con Podemos
La ministra de Hacienda aseguró que la relación PSOE-Podemos es muy «sólida» tras la experiencia vivida que conllevó una legislatura fallida. Ahora, ambos partidos han pactado medidas de calado que, según Montero, van a requerir desarrollo en el tiempo. Asimismo, se muestra optimista conforme al nuevo Gobierno, del que estima que agotará la legislatura. No obstante, reconoció en que tendrá que establecer alianzas con otros grupos políticos para poder sacar adelante los presupuestos porque «el PP ni está ni se le espera».

Sobre la polémica del pin parental considera que sirve para dejar claro los principios de la democracia, puesto que considera que es como pretender que el niño, por el hecho de serlo, no tiene derechos.

Finalmente, la ministra defendió el nombramiento de Dolores Delgado, tocada por sus vínculos con el excomisario de policía José Manuel Villarejo, como fiscal general del Estado por su «impresionante» currículum como fiscal.

Autor

VueltaRapidaGT

Con una larga experiencia en el mundo de las ondas, el equipo del programa Vuelta Rápida GT entra en Periodista Digital para atender a todas vuestras consultas relacionadas con el mundo del automóvil y la movilidad

Recibe nuestras noticias en tu correo

Expertos
VueltaRapidaGT

Con una larga experiencia en el mundo de las ondas, el equipo del programa Vuelta Rápida GT entra en Periodista Digital para atender a todas vuestras consultas relacionadas con el mundo del automóvil y la movilidad. Desde qué coche comprarte, a las limitaciones legislativas existentes. Incluso si tienes dudas deportivas. Desde aquí nos ponemos a tu disposición. Si tiene que ver con ruedas y un volante, ¡Te podemos contestar!

Lo más leído