PLANETA Y MEDIOAMBIENTE

Coche electricos: 6 cosas que son muy importantes y debes tener claro

¿Sabías que la autonomía y el precio de un vehículo con enchufe se igualará a los de gasolina en pocos años?

Coche electricos: 6 cosas que son muy importantes y debes tener claro
La carga de la batería del coche eléctrico. CE

¿Sabías que un Tesla puede dejar atrás a un Bugatti Veyron de 1.000 CV en aceleración?

El coche eléctrico ya está aquí. La tendencia parece imparable: todas las marcas apuestan por él y la oferta cada vez es más amplia.

El futuro pasa por los vehículos limpios. Y, aunque la transformación de mercado está en su fase inicial, poco a poco los coches a pilas van ganando mercado.

Te contamos seis cosas que (quizás) no sabías sobre el coche eléctrico:

1.- Acelera más rápido que uno de combustible

Los coches eléctricos han tenido la fama injustificada de ser menos deportivos y pasionales que los de gasolina. Pero a medida que aumenta su implantación, la experiencia de uso empieza a revertir esta percepción. Todavía a día de hoy, a igualdad de potencia, uno de combustión alcanza una velocidad máxima mayor, lo cual no tiene demasiada importancia si tenemos en cuenta que en casi todo el mundo está limitada por ley en torno a los 120 km/h, que cualquier vehículo alimentado por baterías alcanza (y supera) sin problemas. A cambio, un coche eléctrico, a igualdad de potencia, acelera mucho antes que uno con motor de combustión. No hay más que hacer la prueba en un semáforo. Pisando el acelerador, a la salida, en un coche eléctrico, supondrá en la mayoría de los casos dejar detrás a la mayoría de los otros coches.
Coches eléctricos: una cosa es la potencia y otra, muy distinta, el par motor

Thomas Müller, periodista alemán especializado en motor que trabaja para la agencia de noticias germana dpa, nos lo explica: «Una cosa es la potencia, y otra el par motor que es, por así decirlo, la fuerza con la que gira el motor. En un coche de gasolina, se llega al par motor máximo a un número determinado de revoluciones, mientras que en uno eléctrico está disponible en todo momento. Por eso, nada más pisar el acelerador, el coche ya aplica su par motor máximo desde el primer segundo, y sale con mucho más empuje». Müller pone un ejemplo: «He conducido un Tesla Model S, y un Bugatti Veyron, el coche más veloz del mundo, que tiene un motor de gasolina descomunal con más de mil caballos. Y te puedo asegurar que, en los primeros metros, el Tesla dejaba atrás al Bugatti».

2.- El primer coche de la historia fue eléctrico

El presidente de Avele (Asociación Española para la Promoción de la Movilidad Eléctrica), Ángel Aghili, lo ha repetido en numerosas comparecencias públicas: «El coche debería haber sido eléctrico». Basa su afirmación en un hecho probado: el primer coche eléctrico considerado como tal fabricado en serie, estaba movido por baterías, no por un motor de combustión. El empresario escocés Robert Anderson lo inventó en 1832, y pocos años después, los ingenieros franceses Gaston Plante y Camille Faure mejoraron el diseño de los acumuladores, lo que hizo que aumentara el número de este tipo de vehículos en Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos. «A mediados del siglo XIX llegó a haber en el mundo más de 30.000 coches eléctricos circulando», asegura Aghili. El récord de velocidad de 1899 lo estableció un coche eléctrico: La Jamais, un descapotable con forma de bala, con el piloto Camille Jenatzy al volante.

3.- La autonomía igualará a los motores de gasolina

Si uno repasa los planes del futuro inmediato anunciados por las grandes marcas respecto a sus modelos eléctricos, queda claro que la autonomía está muy cerca de dejar de ser el talón de aquiles de este tipo de vehículos. Volkswagen acaba de anunciar que, en 2020, sus coches eléctricos serán capaces de recorrer 600 kilómetros con una sola carga. El jefe de Desarrollo de Audi ha declarado públicamente a la prensa que, en 2018, tendrán un SUV con un mínimo de 500 kilómetros de autonomía, con baterías de 90 kWh de potencia. Hyundai ha anunciado que tiene en desarrollo varios modelos con 400 kilómetros de autonomía, y los eléctricos del grupo PSA (Citroën y Peugeot) alcanzarán los 450 kilómetros en menos de cinco años, según una nota de prensa de la compañía. «Hoy, un coche de gasolina tiene una autonomía media en uso real que rara vez pasa de los 600 kilómetros», opina Müller, «lo lógico es pensar que los coches eléctricos superarán esa distancia en no muchos años, al mismo tiempo que los de combustión tendrán cada vez menos peso en el mercado».

4.- Un coche eléctrico también contamina… Pero cada vez lo hará menos

Un vehículo movido por baterías no contamina nada mientras circula, pero la energía consumida durante su fabricación y la de los materiales empleados, así como la producción de electricidad, sí pueden ser fuentes contaminantes. La buena noticia es que el impacto en el medio ambiente será cada vez menor. Según la legislación europea, en 2020, al menos un 40% de la producción eléctrica debe provenir de fuentes renovables, por lo que las emisiones indirectas de un coche eléctrico se situarán en algo más de 3 kilogramos de CO2 de media por cada 100 kilómetros, una quinta parte de las emisiones de un vehículo de gasolina actual. En España, la rama de energía renovable de Endesa Green Power impulsa las fuentes verdes, como la eólica. Recientemente, acaba de anunciar la construcción de instalaciones de molinos de viento con un presupuesto de 600 millones de euros. La apuesta por las energías renovables es imparable.

5.- El coche eléctrico será más barato que el de gasolina

Según un estudio de Bloomberg New Energy Finance, en 2040 la tercera parte de los coches de todo el mundo se cargará con enchufe. Según la agencia, la reducción del precio de las baterías va a ser imparable, y nos llevará, ese año, a un escenario en que los coches eléctricos serán más baratos que muchos de gasolina: su precio medio estará por debajo de los 20.000 euros. Pero no hay que irse tan lejos en el tiempo. Otro estudio, en este caso de la Organización Europea de Consumidores (BEUC), prevé que en 2024 el precio de un coche eléctrico y el de su equivalente de gasolina se igualará.

Hoy, el estudio habla de una diferencia en torno a los 4.000 y 5.000 euros, pero el avance tecnológico, las economías de escala y la ya mencionada reducción del precio de las baterías, provocarán que esta brecha desaparezca en menos de 10 años.

6.- Puedes cargarlo en tu propia casa

Endesa instala un punto de recarga en la zona que elijas (en caso de que tengas una casa unifamiliar), o en tu plaza de parking (si vives en un piso). En un máximo de tres días, puedes disponer de un conector de 16 amperios. Es la solución idónea para moverse con un coche eléctrico: lo dejas cargando por la noche, y todas las mañanas tendrás las baterías a plena capacidad, para realizar el trayecto que tenías pensado, con todas las garantías.

Autor

VueltaRapidaGT

Con una larga experiencia en el mundo de las ondas, el equipo del programa Vuelta Rápida GT entra en Periodista Digital para atender a todas vuestras consultas relacionadas con el mundo del automóvil y la movilidad

Recibe nuestras noticias en tu correo

Expertos
VueltaRapidaGT

Con una larga experiencia en el mundo de las ondas, el equipo del programa Vuelta Rápida GT entra en Periodista Digital para atender a todas vuestras consultas relacionadas con el mundo del automóvil y la movilidad. Desde qué coche comprarte, a las limitaciones legislativas existentes. Incluso si tienes dudas deportivas. Desde aquí nos ponemos a tu disposición. Si tiene que ver con ruedas y un volante, ¡Te podemos contestar!

Lo más leído