¿Sabes por qué los coches eléctricos son más caros que los de gasolina?

¿Sabes por qué los coches eléctricos son más caros que los de gasolina?
Coche eléctrico PD

El pronóstico es unánime: el futuro del automóvil se escribe en clave eléctrica y aunque la implantación del coche eléctrico todavía es lenta en nuestro país todas las cifras apuntan a que año tras año se va acelerando progresivamente.

Según datos de Anfac (la asociación de fabricantes españoles), en 2018 se vendieron 13.882 vehículos eléctricos, cifra que supone un incremento del 61% en comparación con 2017.

Una tendencia que se confirma en el primer cuatrimestre de este año, en el que las matriculaciones han aumentado un 78%, alcanzando los 4.085 coches eléctricos vendidos, según recoge revistagq y comparte Francisco Lorenson para Periodista Digital.

En el mercado español hay disponible una treintena de modelos eléctricos, cuyo rango de precios se mueve entre los 105.200 € del Tesla Model X Performance y los 22.000 € del Peugeot iOn.

El precio (más caro que el de los vehículos de combustión convencional) sigue siendo uno de los factores que más frenan a los conductores a la hora de decantarse por comprar un modelo eléctrico.

¿Por qué son más caros los coches eléctricos? El coste adicional de comprar un eléctrico en lugar de uno convencional proviene principalmente de la batería y puede suponer varios miles de euros.

Ese incremento procede de las materias primas utilizadas en la batería, así como los costosos procesos involucrados en la producción de la misma. Con un precio de alrededor de 500 € por kWh para un vehículo de tamaño mediano con una capacidad de batería de 20 kW, el costo del sistema de batería suma hasta 10.000 euros.

Los innovadores materiales para baterías con una mayor densidad de energía, así como los procesos de producción mejorados, podrían significar que estos costes podrían ser mucho más bajos para el año 2020. Las estimaciones varían de 100 a 250 euros por kWh.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído