Así son los coches eléctricos para bebés vía Bluetooth

Así son los coches eléctricos para bebés vía Bluetooth
Familia YT

La demanda de asistencia eléctrica para cochecitos de bebé está creciendo. La comodidad y la seguridad son los criterios clave para nueve de cada diez padres a la hora de comprar un cochecito. Este es el resultado de una encuesta realizada por Bosch entre mujeres y hombres con niños de 0 a 4 años de edad, así como a futuros padres, según recoge abc y comparte VueltarapidaGT para Periodista Digital.

Para ellos se ha diseñado el sistema eStroller, un accionamiento eléctrico inteligente para los cochecitos de bebé con dos motores eléctricos con los que se controlan la aceleraciones y frenadas, y dotado de lo último en confort, seguridad, y conectividad vía Bluetooth con el teléfono móvil.

«Bosch quiere que sus soluciones de movilidad ofrezcan ayuda, incluso, antes de que el niño pueda caminar, aportando movilidad inteligente en todos los ámbitos de la vida», dice Hartung. La unidad de accionamiento del sistema se compone de dos motores eléctricos de bajo nivel de ruido en el eje trasero, junto con un módulo Bluetooth y un sistema de sensores inteligentes. Los sensores, que también se utilizan en los smartphones, miden factores como la velocidad y la aceleración de los cochecitos, a la vez que evalúan la superficie de la calzada sobre la que se está desplazando. Usando algoritmos, pueden calcularse en fracciones de segundo lo que la madre o el padre quieren hacer a continuación.

En una cuesta arriba, los motores ayudan automáticamente a empujar el cochecito, como en una bicicleta eléctrica «eBike». Cuesta abajo, intervienen para ayudar a frenar. Si los padres sueltan el carrito, el freno del motor impide que se desplace sin control y el bloqueo electromecánico activa el freno de estacionamiento. En línea con el enfoque típico de Bosch de combinar los más altos estándares técnicos con una operativa fácil de usar, el sistema eStroller no necesita interruptores o botones adicionales en el asa del carrito.

La asistencia eléctrica no sólo aumenta el confort y la seguridad, sino que también mejora la ergonomía del carrito de bebé. Las pruebas de usuario de Bosch demostraron que el sistema e-stroller puede mejorar en gran medida la postura de los padres, ya que se necesita mucho menos esfuerzo para empujar el carrito cuesta arriba, sobre terrenos desiguales o en contra del viento. Al mismo tiempo, el accionamiento eléctrico autofrenante alivia notablemente la tensión de la espalda al descender una cuesta abajo. La ayuda a la dirección del sistema también aporta claras ventajas cuando se empuja con una sola mano. Entre otras cosas, esto hace que las curvas sean más fáciles de gestionar. Además, el sistema de tracción ayuda a mantener el carrito en su curso ante una pendiente lateral. Al fin y al cabo, a menudo los padres lo empujan con una mano, por ejemplo, cuando llevan a su hijo mayor con la otra mano.

Autor

VueltaRapidaGT

Con una larga experiencia en el mundo de las ondas, el equipo del programa Vuelta Rápida GT entra en Periodista Digital para atender a todas vuestras consultas relacionadas con el mundo del automóvil y la movilidad

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído