La nueva mecánica de gasolina de bajo consumo del grupo PSA ha llegado para demostrar que la supremacía del diesel en los modelos compactos tiene los días contados

Peugeot Puretech, la gasolina tiene mucho futuro

Este tricilíndrico reduce las fricciones y mejora la eficiencia de todos sus componentes para convertirse en uno de los modelos más agradables de conducir

Peugeot Puretech, la gasolina tiene mucho futuro
Peugeot puretech 308 1 ESD - The Motor Lobby

El segmento C del mercado ha sido el campo de juego favorito de las mecánicas diesel en nuestro mercado, llegando a representar más de 2/3 de las ventas de sus modelos en los años álgidos, pero las dificultades de las mecánicas de gasoil para alcanzar la normativa de emisiones Euro 6 y los avances de los bloques de benzina para aprovechar cada gramo de potencia ayudados en turbocompresores y otros adelantos tecnológicos de calado están permitiendo que muchos clientes se den cuenta de que sus necesidades de uso del coche hacen que su elección sea mucho más adecuada por este tipo de mecánicas.


No todo el mundo necesita un motor diésel y la gasolina todavía tiene mucho recorrido, y que un grupo como PSA, líder en motores diésel con los HDi, haya prestado la atención necesaria a los motores de gasolina y haya desarrollado una gama bajo la tecnología downsizing es un ejemplo palpable. La familia de motores de tres cilindros THP quiere así ser un pilar fundamental en el Peugeot 308 y se comercializará en versiones 1.2 PureTech de 82 y 110CV para el 5P y 1.2 PureTech 130CV en la berlina y el SW. Entre las novedades que introduce este nuevo motor destaca un revestimiento especial en los segmentos y pistones denominado Diamond Like Carbon y la utilización de un sistema de correa de distribución húmeda que alarga el mantenimiento hasta 180.000 kilómetros y minimiza las vibraciones.


Nos hemos vuelto a poner a los mandos de la segunda generación PureTech  de 130CV y 230Nm de par, que en la carrocería de 5 puertas logra un consumo medio homologado de 4,7 litros y un nivel de emisiones de CO2 de 109 g/km. Lo mejor de todo es que el 95% del par motor está disponible desde 1.500 rpm, lo que se traduce en unas buenas recuperaciones y mucha comodidad en la conducción. Además, registros cercanos a este nivel se pueden conseguir con una conducción real como la que realizamos en un recorrido por los alrededores de Madrid, con algunos momentos de alegría con el acelerador y un consumo final de 6,3l a los 100.



En ciudad el apoyo del sistema Stop&Start es muy agradable, probablemente el mejor del mercado, y  el Driver Sport Pack (350 euros), permite mediante un botón cambiar en gran medida el comportamiento del coche actuando sobre la dirección, que se vuelve más dura, el pedal del acelerador, más sensible, el sonido del motor, algo más agudo mediante un amplificador, y el color de las luces del cuadro de mandos, que cambia a rojo. No es radical pero dará algunas alegrías a su propietario.


Los precios para la carrocería de 5 puertas con esta motorización va asociada al acabado Access y tiene un precio de 17.450 euros, 16.450 euros con el plan PIVE. También está disponible en carrocería SW o familiar en acabado Allure, desde 21.750 euros, 1.000 menos con PIVE. Algunos opcionales atractivos son el pack HiFi Denon (500 euros), la alarma (360 euros), la cámara de visión trasera (160 euros) o el techo panorámico por 500 euros. Sin duda alguna, muchos más argumentos para apuntalar el Coche del Año.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído