La renovación de la gama mecánica de Opel ha traído al mercado un nuevo contrincante para la cilindrada de moda del segmento compacto

Nuevos Opel 1.6 CDTI, un referente mecánico

Un 1.6 litros que presume de ser el más silencioso y voluntarioso de su especie y que nos ha dejado una grata sensación tras los primeros kilómetros al volante

Nuevos Opel 1.6 CDTI, un referente mecánico
Opel CDTI 1 ESD - The Motor Lobby

En los próximos tres años Opel va a someter a sus modelos a una renovación mecánica que le va a sentar de maravilla a una gama que tenía todos los atributos estéticos y de calidad para convencer a cualquier cliente y cuyo punto más débil se encontraba en los ya algo obsoletos bloques que se alojaban bajo sus capós. El 80% de los motores serán pues sustituidos de aquí a 2018, y el primer integrante de esta renovación ya está en los concesionarios para deleite de sus clientes, un muy silencioso 1.6 CDTI.

Refinado y eficiente, esta mecánica diesel cumplirá con la exigente normativa Euro 6 y va a ser la base de la gama de sus modelos intermedios, es decir Astra, Meriva y Zafira. La tarea a la que se enfrenta este motor no es baladí, pues tiene que cubrir el hueco que ahora ocupan las motorizaciones 1.7 CDTi y las versiones menos potentes del 2.0 CDTi. Para ello sus versiones abarcan desde los 95 hasta los 136CV de potencia, un amplio abanico que además es la columna vertebral de las ventas.

Es por ello que los ingenieros de la marca han echado el resto en el desarrollo de este bloque. Diseñado en Turín, el 1.6 CDTi que hemos podido probar la semana pasada, de 110 ó 136CV y 300 ó 320Nm de par máximo respectivamente, se fabrica en la planta de Opel en Hungría y es un compendio de novedades. Fabricado íntegramente en aluminio, lo que permite de partida ahorrar 20Kg de peso, la reducción del ruido ha sido la máxima en su evolución. Para conseguir ser el motor más silencioso de su clase recurre a una importante reducción de las fricciones de todos sus elementos internos.

Esta nueva mecánica CDTI de Opel es un motor muy cuadrado con inyección por raíl común y turbocompresor de geometría variable, de distribución por cadena con doble árbol de levas y 16 válvulas, así como bombas de aceite y vacío integradas en el propio cárter. Lleva filtro de partículas diésel y una trampa de óxidos de nitrógeno (NOx), y todo ello le permite cumplir con la normativa Europea Euro 6 de emisiones.

Los primeros miembros de la familia Astra en recibir este nuevo motor son la variante de cinco puertas y el familiar o Sports Tourer. La nueva versión de acceso es para la variante de 110CV y 5 puertas, que homologa un consumo de sólo 3,7 litros a los 100 emitiendo 97 g/km de CO2.La variante más potente homologa 3,9 litros a los 100 en ambas carrocerías y emite 104 g/km de CO2. Las prestaciones son además más que solventes, con una velocidad máxima de 200Km/h y un 0 a 100 en apenas 10,3 segundos para este modelo.

El pequeño Meriva también se beneficiará de estas nuevas mecánicas, que aquí consiguen homologar un consumo de 4,4 litros a los cien kilómetros, equivalente a 116 g/km de dióxido de carbono, aunque se prevé un EcoFlex que consiga sólo 3,8 litros a los 100 con la variante comentada de 95CV de potencia de este motor asociado a una transmisión manual de 6 velocidades y con el sistema Stop&Start formando parte del equipamiento de serie. Para el Opel Zafira Tourer sólo estará disponible con el 1.6 CDTi más potente de 136 C, que consigue un consumo homologado de 4,1 litros a los 100, lo que le convierte en un referente en su segmento. La aceleración de 0 a 100 km/h será de 11,3 segundos y la velocidad máxima de 193 km/h.

Sentado tras el volante de esta nueva mecánica de Opel y a los mandos de los dos monovolúmenes mencionados hay que decir que el salto cualitativo es enorme. Esta mecánica hace que motores de marcas Premium parezcan ruidosos a su lado, y aunque la enorme suavidad de marcha en todo momento es la responsable de que parezca que los modelos andan menos de lo que en realidad lo hacen, el placer de conducción es muy elevado. Parece que llevásemos un motor de mayor cilindrada, y al ser tan refinado, es el cambio manual el que ahora parece algo más tosco de lo que en realidad es. Para alcanzar los consumos oficiales hay que hilar muy fino en la conducción, pero sacar cifras de 6 litros con el Zafira e inferiores a 5,5 con el Meriva en conducción realista es un comienzo prometedor que sin duda veremos en modelos de más altura como el Insignia.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído