El 500X comparte nombre con el coqueto 500 pero es primo del robusto americano Jeep Renegade

Fiat 500X, un SUV con mucho que decir

A medio camino entre lo urbano y lo campero, sus 4,25 metros de longitud y sus 350 litros de maletero, junto a un estilo muy italiano cargado de glamour, hacen presagiar el nacimiento de un SVU con mucho que decir para Fiat a nivel de ventas y de im

Fiat 500X, un SUV con mucho que decir
fiat500x 0 ESD - The Motor Lobby - T.R

El nuevo crossover de la familia 500 comienza su andadura en España y toda Europa a primeros de 2015 con un inconfundible estilo al pequeño y urbano 500 de toda la vida, pero un tamaño y unas proporciones de SUV de formato compacto que tanto está calando en el cliente del Viejo Continente. Esta combinación entre la imagen tradicional del 500, el “look” campero y el glamour típico de los coches italianos da como resultado este sorprendente Fiat 500X.

Fiat, que vive de las rentas de los coches pequeños (Panda y 500 fundamentalmente), tiene por delante unos años cruciales para su expansión como marca tras el matrimonio consumado con Chrysler. Fruto de esta alianza nacen tanto este Fiat 500X como Jeep Renegade, modelos estructuralmente idénticos y que difieren en el envoltorio; el del Fiat con un claro aroma italiano, y si no fíjense en los faros y el bigote delantero, la redondeada caída de techo, o las características ópticas traseras, elementos inspirados en el original 500 de los años 60.

Actualmente Fiat ofrece un amplio abanico de carrocerías polivalentes, inspiradas también en el 500 original, pero con la polivalencia de los monovolúmenes compactos, Fiat 500L y Fiat 500L Trekking (con guiños off road), y hasta una variante como el 500L Living con la posibilidad de siete plazas interiores. Ninguna de ellas puede montar tracción a las cuatro ruedas, como ocurre en el 500X, que además se ofrece con dos carrocerías diferenciadas en su diseño exterior, las denominadas “Cross” y “CrossPlus” acentúan las formas y aptitudes campestres.

El Fiat 500X en su versión urbana y con tracción simple mide 4,25 metros de longitud, 1,80 m de anchura y 1,60 m de altura, siendo dos centímetros más largo y alto la carrocería “Cross” con tracción total. A nivel estético el Fiat 500X se distingue del resto de la gama porque tiene paragolpes específicos para mejorar los ángulos de ataque y salida y unas molduras de plástico negro por todo el perímetro inferior. Con estos números, el 500X podría ser una alternativa tanto a los SUV-B Nissan Juke o Renault Captur como a los más capaces y grandes Nissan Qashqai, Suzuki S-Cross, Opel Mokka o Mitsubishi ASX.

Y es que a pesar de sus reducidas cotas exteriores y sus concesiones a la estética, el Fiat 500X ofrece un espacio interior generoso para cuatro ocupantes (aunque está homologado para cinco) y sus respectivos equipajes gracias a los 350 litros de capacidad del maletero, números propios de un turismo compacto. Además, la presentación del interior está mejorada respecto a sus hermanos de gama 500, destacando una instrumentación compuesta por tres esferas (la del centro digital), una consola que integra en la parte superior una pantalla tipo Tablet dejando el equipo de climatización en la zona inferior, y el diseño cien por cien 500 del salpicadero con una franja de plástico brillante a juego con la tapicería.

Esta apuesta decidida por la calidad tiene continuidad en el oferta de motores de la gama 500X, exactamente la misma que la que utiliza su primo americano Jeep Renegade, ambos producidos en la misma fábrica de origen Fiat que la marca tiene en Melfi (Italia). La gama arranca con el gasolina 1.6 de 110 cv de potencia con cambio manual de cinco velocidades; aunque en este ciclo los bloques estrella serán los 1.4 Muliair con 140 ó 170 cv. En diésel el 500X más accesible es el 1.3 Multijet de 95 cv, en el escalón intermedio se queda el 1.6 Multijet de 120 cv, y coronando la gama se sitúa el 2.0 Multijet de 140 cv.

Las dos versiones más potentes, el Multiair de 170 cv y el Multijet de 140 cv, están asociados de serie a una transmisión automática de convertidor de par y nueve velocidades, la misma que utilizan los Jeep Renegade y Jeep Cherokee. Las versiones básicas cuentan con tracción a las ruedas delanteras, mientras que los 500X Cross bien pueden tener un sistema de tracción denominado “Traction Plus” que actúa sobre el control de tracción o un segundo sistema de tracción total conectable más avanzado mediante un embrague multidisco.

Aunque falta por concretar más detalles de la gama (Fiat ha facilitado un precio de partida orientativo de 17.590 euros), sí que se conocen los cinco niveles de equipamiento, “Pop”, “Popstar”, “Loungue”, “Cross” y “Cross Plus”, todos equipados de serie con programador de velocidad, aire acondicionado, cuatro elevalunas eléctricas, freno de estacionamiento eléctrico o conexión bluetooth para teléfono móvil. Según la versión, el 500X podrá contar de serie o en opción con cámara trasera, control crucero adaptativo, sistema de frenada asistida, detector de ángulo muerto o asistente de cambio de carril involuntario.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído