El pick-up japonés quiere ser más que un vehículo de trabajo y se renueva por dentro y por fuera para combinar el confort de marcha de un turismo con la funcionalidad de una herramienta de trabajo capaz de transportar una tonelada de carga por los te

Mitsubishi L200 2015, la llegada del USUT

El concepto USUT

Mitsubishi L200 2015, la llegada del USUT
Mitsubishi L200 The Motor Lobby

La cuarta generación del Mitsubishi L200 se produce en la planta tailandesa de Laem Chabang y llegará a España en el verano del año que viene, y su principal carta de presentación es que aspira a convertirse en un Ultimate Sport Utility Truck, lo que viene a ser un vehículo que combine la comodidad de un turismo en el día y a día y a la hora de viajar con la funcionalidad y fiabilidad de un pickup a la hora de utilizarlo en las tareas más duras del trabajo. Casi nada. Para conseguirlo ofrece un generoso espacio interior, una amplia capacidad de carga útil y una conducción simplificada.

La nueva mecánica diésel, la optimización de la suspensión, el aislamiento acústico y la mejora de la absorción en la amortiguación de cualquier vibración son los puntos que permiten hablar de un confort de marcha más elevado. El nuevo Mitsubishi L200 estará disponible en cabina simple y doble cabina, y las opciones de potencia del motor diésel DI-D de inyección directa de 2,5 litros serán de 136CV y 314Nm la más simple y 178CV de potencia y 400Nm de par máximo en la versión Motion, ambas con una importante reducción de las emisiones de C02.

En sus más de 5m de largo el Mitsubishi L200 cuenta con una capacidad de carga de una tonelada, una capacidad de remolque de 2,7 toneladas, y suficiente espacio como para transportar cómodamente un palé estándar tanto en cabina simple con 2 plazas como en cabina doble con 5. El interior se ha modernizado y adopta un display multifunción que incluye velocidad media, consumo de combustible, autonomía, brújula, altímetro, barómetro, reloj y temperatura exterior, además de todo lo relacionado con el equipo de sonido.

Se ofrecen tres tipos de equipamientos. El modelo M-PRO de acceso con cabina simple parte de 23.580 euros, mientras que con doble cabina el precio sube a los 26.120 euros. Por su parte, el modelo Challenge con doble cabina, que incorpora volante y palanca de cambios en piel, o estribos laterales, entre otros detalles, tiene un precio de 27.280 euros. Y por último, la versión Motion más potente con control de velocidad de crucero o sensor de oscuridad y encendido automático de luces aumentaría su coste hasta los 31.740 euros.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído