Las driving experience de Volkswagen son mucho más que una jugada de marketing de la marca para acercar su oferta al gran público

Volkswagen Race Tour, valor añadido para el cliente. Ahora hibridado

La llegada de una edición más del Race Tour a los circuitos permite una visión global de los avances más destacables de la firma alemana, que ha añadido un módulo con el espectacular Golf GTE

Volkswagen Race Tour, valor añadido para el cliente. Ahora hibridado
vw race tour_2015 The Motor Lobby

Son ya 12 los años que Volkswagen lleva organizando esta experiencia de conducción para sus clientes, y cada edición encontramos novedades que se adaptan a los últimos lanzamientos de su gama. Este año el protagonismo se lo lleva el Golf GTE, el nuevo modelo híbrido de la marca que combina como ninguno la deportividad de su hermano el GTI con la eficiencia del siempre anhelado GTD. Convencidos de sus capacidades los responsables han ideado un módulo en el programa en el que se rodará en circuito con un coche que es igualmente capaz de circular casi 40Km en modo 100% eléctrico con cero emisiones.

El programa de conducción Volkswagen Race Tour 2015 se basa así en cuatro módulos que permiten comprobar las dotes de conducción de sus modelos en las circunstancias más variadas. Para los más deportivos de la marca, el Volkswagen Golf R y el Volkswagen Scirocco R, la conducción en circuito sin cortapisas es la mejor vara de medir y deja unas sensaciones de confianza a los conductores inmejorables, perdonando los errores noblemente y permitiendo extraer lo mejor del chasis  de sus modelos con total facilidad.

En otro de los módulos los participantes pueden conocer los últimos avances tecnológicos del grupo VAG en materia de conectividad, asistentes de conducción y sistemas de seguridad que incorporan los últimos modelos de la marca. A bordo del nuevo Volkswagen Polo se testean los progresos en los controles de estabilidad, mientras que la octava generación del Passat  es la que se utiliza para hacer un recorrido entre conos con los cristales tapados y conduciendo sólo por medio de sus cámaras y sensores.

Los modelos más camperos y las versiones con espíritu aventurero cierran los módulos por los que los clientes van pasando ilusionados a lo largo de la jornada, y aquí la tecnología 4Motion  es la protagonista. En la gama de Volkswagen hay modelos 100% camperos como el Touareg, cuyas capacidades offroad son muy superiores a las que sus compradores le someten, pero otros más modestos como  el  Tiguan o el nuevo Golf Alltrack Variant demuestran lo que la tecnología de transmiones consigue con modelos supuestamente menos dotados.  

Tras haber pasado por los circuitos de Monteblanco y Jarama, las siguientes citas del Race Tour están teniendo lugar en Cheste (8, 9 de julio) y Castellolí (9 de octubre). No hace falta ser propietario de un Volkswagen para apuntarse, cualquiera puede hacerlo, si bien éstos se benefician de un descuento. Para los que se queden con ganas de más, hay disponibles diversas actividades dentro de las Driving Experience enfocadas a conducción deportiva, off road, nieve o eficiente.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído