Infiniti Q30, el valor de las sinergias

La filial de lujo de la japonesa Nissan prepara un importante desembarco de modelos de cara al próximo año, y el primero y más importante de ellos es un compacto que sobre la base del Clase A se presenta lleno de personalidad y con una completa gama

Infiniti Q30, el valor de las sinergias
Infiniti Q30 The Motor Lobby

A finales de enero de 2016 se pondrá a la venta el Infiniti Q30, un modelo con el que la marca japonesa se lanza a la lucha del segmento más importante de Europa, el de los compactos. Para ello este coche ha sido desarrollado en el viejo continente y se fabrica en la factoría británica de Sunderland, pero la mejor garantía de su éxito es que bajo la carrocería hay un compendio de tecnologías más que probadas que provienen de la alianza Renault-Nissan-Daimler, con lo que en el Q30 se mezclan la plataforma del Mercedes Clase A, las mecánicas más eficientes del Renault Megane o los avances del Nissan Pulsar.

Para completar este desembarco, antes del verano llegará el todocamino compacto, el QX30, y también en 2016 el coupé Q60. La estética del nuevo Q30 llama poderosamente la atención, en especial con su particular trasera marcada por las formas en Z, con una pronunciada caída que le deja una impronta de Coupe. Su carácter premium nos lleva a un interior en el que los ajustes y la calidad de los acabados están al mejor nivel de las marcas premium, y detalles como sus asientos con múltiples reglajes eléctricos (tomados del Clase A) o la cámara con visión 360º en su gran pantalla interior remarcan ese carácter. El interior es además generoso en sus cotas y resulta muy amplio.

Mecánicamente la gama del Infiniti Q30 se basa en dos propulsores de gasóleo y tres de gasolina. El más básico en diesel es el 1.5 de 109CV de origen Renault (3,9 litros de media de consumo) y como tope de gama el 2.2 de 170CV de Mercedes. En gasolina hay dos variantes de un mismo bloque, el 1.6 con 122 o 156CV de Nissan y cuna versión deportiva basada en el 2.0 Turbo de 211CV de Mercedes. El cambio automático disponible como opción es uno de doble embrague y 7 marchas de total suavidad. Los ajustes del chasis priman el dinamismo, llevando la versión S una suspensión rebajada en 1.5cm respecto al resto.

La gama del nuevo Infiniti Q30 se limita a dos acabados, el Premium y el Sport, con enfoques bien diferenciados pero precio similar para contentar a todos los clientes y un buen equipamiento base. El precio de partida es de 24.900€.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído