El gigante alemán Continental tiene preparado un cristal de control inteligente en el que con solo pulsar un botón se podrá oscurecer a demanda del conductor

Cristales inteligentes para ahorrar combustible

Más confort y seguridad se unen a un importante ahorro en climatización

Cristales inteligentes para ahorrar combustible
Cristales inteligentes desarrollados por Continental Motor Lobby

El próximo Salón de la Electrónica de Consumo (CES) que se celebra todos los años en Las Vegas a principios de año va a ser el escenario elegido por la firma de componentes de automoción alemana Continental para presentar un prototipo de vehículo en el que el conductor podrá oscurecer todas las ventanillas de su coche con solo pulsar un botón. Esta funcionalidad del Cristal de Control Inteligente tiene muchas utilidades, y entre ellas se ven afectadas la seguridad (ya no habría que soltar las manos para colocar los parasoles), el confort (podremos oscurecer los cristales a demanda para mejorar la temperatura interior) y el ahorro de combustible (climatizadores más pequeños y eficientes que gastan menos).

El Cristal de Control Inteligente utiliza láminas especiales que se insertan en el cristal y que son capaces de modificar su transparencia a través de señales de control electrónico. ´El oscurecimiento selectivo y gradual de las ventanillas laterales y traseras, así como diferentes partes del parabrisas, no sólo ofrece un mayor confort para los pasajeros, sino que también permite una conducción más segura´, ha explicado Andreas Wolf, jefe de la unidad de negocio de Chasis y Seguridad de Continental. También se mejora la privacidad, ya que si el vehículo está estacionado, las ventanillas se oscurecen automáticamente.

Esta tecnología permitirá una gestión más eficiente de la radiación solar. ´Podemos mantener el calor fuera del vehículo y reducir significativamente la temperatura interior. Esta mejora permite reducir el trabajo del sistema de climatización por lo que éste puede ser más pequeño, más eficiente energéticamente y, además, mucho más ligero. También hace posible prescindir del peso añadido que suponen los parasoles y las cortinillas para las ventanillas, con efectos positivos sobre el medio ambiente. Según nuestros cálculos las emisiones de CO2 se pueden reducir en unos 4g/Km gracias a estas medidas, y en el caso de los vehículos eléctricos supone un aumento de la autonomía de un 5,5%´, asegura Andreas.

La tecnología de estos sistemas está controlada electrónicamente. Su software tiene una conexión inteligente con el sistema del vehículo, utiliza la capacidad de las moléculas y los cristales para cambiar sus propiedades ópticas bajo la influencia de un campo eléctrico o un flujo de corriente, algo que ya se aplica por ejemplo en los espejos retrovisores para evitar los deslumbramientos. La pega en superficies más grandes es el alto requerimiento energético que necesita para lograr tiempos de conmutación más cortos. Además, tiene un elevado coste y pegas jurídicas. Por el momento, para cumplir con la legislación actual, esta tecnología se utiliza sólo en el área del parabrisas que corresponde a los parasoles, pero la evolución va a ser rápida.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído