La proliferación de vehículos sin conductor es una realidad que va a invadir nuestras carreteras

La conducción autónoma traerá más seguridad y eficiencia

La superación de barreras legales y prejuicios intelectuales será clave para su implantación, lo que mejorará la seguridad y el ahorro en la conducción

La conducción autónoma traerá más seguridad y eficiencia
Conducción autónoma Motor Lobby

Los coches automatizados están programados para mejorar tanto la seguridad como la salud humana, y a pesar de las reticencias que levantan han llegado para quedarse. La fabricación de vehículos sin conductor está estrictamente ligada a mantener un compromiso ético con el medio ambiente y mejorar la seguridad vial. Así lo indican diferentes investigaciones llevadas a cabo durante el último año, 2015, que ha sido el de su eclosión.

Por ejemplo, un estudio realizado por los investigadores de Berkeley Lab en Estados Unidos indica que en 2030 las emisiones de carbono por parte de los automóviles automatizados se habrán reducido en un 90%, provocando así un impacto negativo mucho menor sobre la biosfera y la salud humana. Además, los costes de mantenimiento y consumo serán también más bajos, gracias a la integración de motores eléctricos y la utilización de materiales significativamente más ligeros para su carrocería y elementos. En el año 2030, se estima que su adaptación se encontrará en su primer estado de popularidad.

McKinsey&Company, expertos en tecnología, han publicado un nuevo informe que indica que los vehículos sin conductor reducirán en un 90% los accidentes mortales en la carretera. La supresión de emociones y errores humanos puede salvar la vida de aproximadamente 29.447 personas al año en Estados Unidos, así como el ahorro de 190 millones de dólares en hospitalizaciones y servicios médicos derivados de accidentes de tráfico. Tan solo 4 de 48 coches automatizados han sufrido accidentes en 6 meses, habiendo resultado todos ellos de errores humanos de conductores o viandantes que se cruzaron con los mismos.

2015 se recordará como el año del nacimiento de la industria de vehículos automatizados. Tras los primeros kilómetros conquistados en circulación real, deben demostrar que la teoría que les avala es real y seguir la tendencia esperada de adaptación en masa a lo largo de los próximos años. Los usuarios van a ser los grandes beneficiados.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído