La firma bávara renueva sus trails medias en pleno ecuador de su vida comercial con la premisa de que nada cambie para todo siga igual

BMW F 700 y 800 GS, aventura para todos

Nuevas combinaciones decorativas y un precio atractivo son sus armas

BMW F 700 y 800 GS, aventura para todos
BMW F 700 GS Motor Lobby

El mercado de las dos ruedas también se ha sumado a la recuperación económica tras cerrar 2015 con un aumento del 20% en el número de matriculaciones, y eso que este particular nicho no cuenta con planes de ayuda gubernamentales de ningún tipo como si lo hacen los coches, así que las marcas deben dotar a sus productos del suficiente atractivo para conseguir mantener una senda que aspira a superar la cifra de las 160.000 unidades vendidas en 2016. En esa película BMW tiene mucho que decir, pues 1 de cada 4 motos de más de 500cc lleva su escudo en el depósito.

Entre sus modelos hay unas siglas míticas que evocan espíritu de aventura y libertad a la par que versatilidad de uso, y no son otras que las GS. Sus motos trail son una referencia que marcaron el camino a seguir para otras marcas, y ahora la firma bávara acaba de presentar la renovación de sus modelos bicilíndricos de acceso de gama. Son la BMW F700GS y la F800GS, ambas en el ecuador de su vida comercial y que necesitaban una pequeña puesta al día para seguir dando que hablar. No presentan por tanto cambios técnicos, pero sus nuevas combinaciones de acabados y diseño las rejuvenecen.

Ambas monturas comparten mecánica, un bloque de dos cilindros y 798cc, pero una gestión diferenciada de la inyección consigue un 10% más de potencia para el modelo superior (83 frente a 85CV), que además puede contar con un equipamiento más completo para mejorar su capacidad viajera, quedando la F700 como una moto más enfocada al uso urbano diario. La frenada con ABS es de serie en toda la gama F 2016, pero la 800 añade opcionalmente el control de tracción (ASC) o la suspensión variable (ESA).

Un punto muy interesante de los nuevos modelos de esta trail para todos los públicos es la diferente altura de asiento que se puede solicitar y que permitirá mejorar mucho la conducción según nuestra estatura. Las medidas abarcan desde los 765mm hasta los 860mm en la F 700 GS y desde 820mm a los 920mm en la F 800 GS, llegando además con modificaciones de las suspensiones de fábrica para las alturas más bajas. A nivel estético, los recubrimientos de los depósitos y la tapa de cerradura del contacto son de nuevo diseño más moderno, con componentes galvanizados en el apoyo de las rodillas y en el recubrimiento del radiador.

Los nuevos colores resaltan mejor la silueta de las F 2016 de BMW, y las combinaciones disponibles son el blanco, naranja metalizado y el gris para la pequeña 700, mientras que para la F 800 GS el mismo blanco en esa combinación con el chasis tubular en rojo de la 700, negro y azul, estos dos últimos metalizados. Los precios para el modelo de acceso arrancan en los 9.000€, mientras que el modelo más potente y equipado parte de los 11.800€.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído