MANTIENE SU ESPÍRITU AVENTURERO

El Land Rover Freelander 2 se renueva y gana en eficiencia

El Land Rover Freelander 2 se renueva y gana en eficiencia
Land Rover Freelander 2 The Motor Lobby

El SUV medio de la mítica casa inglesa está en mitad de su ciclo de vida así que se renueva un poco para ponerse guapo de cara a la vuelta del verano, aprovechando para aportar un toque de potencia extra al remodelado motor turbodiésel 2.2 TD4, que ahora se ofrece en dos nuevas variantes más llenas de par, una de 150 y otra de 190 CV, en vez de la única de 160 CV de antes, ambas con filtro de partículas diésel catalizado (CDPF).

Los 420Nm de par máximo que permiten alcanzar su turbocompresor de geometría variable, hacen del Land Rover Freelander 2 un coche ágil con unos consumos contenidos, que de media se quedan en los 6.2 y los 7.0 litros/100 Km. La versión menos potente lleva además el sistema de arranque y parada Sto &Start, que en uso urbano tiene ventajas de consumo y emisiones. Las prestaciones son destacables, con 181 Km/h de velocidad punta y un 0 a 100 Km/h en 11.7 segundos para el más modesto y 190 Km/h y 9,5 segundos para el más poderoso.

El nuevo Land Rover Freelander 2 tiene ahora por lo tanto dos versiones de un mismo motor, y entre ambos modelos hay otra diferencia técnica, ya que el TD4 menos potente incorpora un cambio manual de seis relaciones, mientras que el SD4, de 190 CV, viene de serie con una caja automática. Sus medidas y cotas exteriores permanecen invariables así que sigue siendo un coche amplio con un maletero de 405 litros.

Para 2011 los menos aventureros y exigentes podrán optar por el Land Rover Freelander 2 eD4 , sólo de tracción delantera con el motor de 150 CV de potencia, gracias a lo que consigue un consumo de 6 litros y unas emisiones de 158 g/Km. Este modelo no llevará el sistema Terrain Response o el CommandShift, esas maravillas de la tecnología que permiten al Land Rover convertirse en un verdadero todoterreno, y también recibe configuraciones diferentes para el Slip Control lo el Roll Stability Control.

Una imagen que nunca pasa

Una nueva parrilla, disponible en acabado “Dark Finish” o “Bright Finish” y un parachoques más moderno, con faros mejorados y unos espejos retrovisores algo mayores son las principales diferencias estéticas frontales del nuevo Land Rover, mientras que en la zaga las ópticas son más modernas y definidas y lleva un gran embellecedor cromado. Verde Korsrae, azul Baltic y blanco Fuji son los nuevos colores para la carrocería que se pueden elegir.

Diseños de llantas más actuales que pueden llegar a las 19 pulgadas completan el cambio de cara de este campero SUV, y para el interior Land Rover ha reservado colores y materiales nuevos pero no acometen ningún cambio de apariencia ni distribución de sus botones y funcionalidades. Telas Tofino y Resolve, piel Napoli, Alcántara o piel Windsor permiten crear una atmósfera más lujosa, y ahora los colores de los revestimientos pueden ir en color ébano, almendra, o marfil.

El Land Rover Freelander 2 incluye de serie cosas tan relevantes como siete airbags (de cortina, de tórax y de rodilla para el conductor entre ellos), control de estabilidad DSC, control de frenada en curva CBC, sistema de prevención de vuelco RSC, aire acondicionado, equipo de audio CD MP3 con entrada auxiliar, alarma y llantas de aleación de 16”.

Hay multitud de paquetes para ir completando ese equipamiento según las necesidades de cada conductor: pack Cold Climate, Pack iluminación, Pack Convenience, Pack Premium y pack exterior design. El nuevo Freelander 2 tiene una factura que empieza en los 30.170 euros equipado con el motor diésel de 150 CV y el acabado “E” más básico, y el más caro supera los 46.000 euros y se corresponde con el SD4 en acabado HSE.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído