Nuevo Mini Cabrio 2016, el urbano más chic también sin techo

La nueva generación del Mini Cabrio aumenta en deportividad, tecnología y usabilidad, manteniendo su filosofía de descapotable glamuroso y exclusivo en el segmento de los subcompactos

Nuevo Mini Cabrio 2016, el urbano más chic también sin techo
Mini Cabrio 2016 The Motor Lobby

Sobre la base de desarrollo del último Mini, la marca especialista en automóviles pequeños y de lujo Mini lanza en el mercado español una nueva entrega del siempre atractivo Mini Cabrio, un descapotable en formato compacto, con un interior de cuatro plazas, un techo de tela para disfrutar de la conducción a cielo abierto, y un posicionamiento premium sin parangón en la competencia (DS 3 Cabrio el que más se acerca).

Al igual que la carrocería cerrada, el nuevo Mini Cabrio 2016 experimenta un considerable aumento de sus dimensiones exteriores, creciendo hasta los 3,82 metros de largo (10 centímetros más que antes) por 1,73 metros de ancho (4,5 centímetros más), para ofrecer “cuatro espaciosas plazas interiores” y un maletero de 215 litros (40 litros más). Con esta ganancia de espacio, Mini pretende que el nuevo Cabrio sea un coche utilizable los 365 días del año, dejando en fuera de juego al ambicioso biplaza Mini Roadster, que deja de fabricarse.

Por supuesto Mini no le pierde la cara al estilo y al glamour, aspectos intrínsecos a la historia de la marca. La filial de BMW ha mejorado la calidad general del habitáculo, con mayor presencia de materiales blandos, además de un sinfín de opciones de personalización de colores y molduras, tanto en el interior como en el exterior. Sin ir más lejos, el techo textil, de serie en color negro, aunque configurable a través del programa Mini Yours, o el llamativo color azul Caribbean Aqua de la carrocería que acompaña esta información.

Volviendo al techo, su accionamiento es automático, completándose el proceso de apertura o cierre en un total de 18 segundos y pudiéndose realizar en marcha a velocidades de hasta 30 km/h. Como elemento de seguridad extensible a toda la gama Mini Cabrio destaca unas barras antivuelco no visible, que en caso de accidente circulando a cielo abierto, surgen automáticamente desde detrás de los reposacabezas traseros para mitigar las consecuencias del impacto. También se incluye en la dotación de serie, la posibilidad de abrir un hueco más grande que antes para transportar objetos más largos, con la función de carga sencilla (Easy-Load) por la que el techo puede separarse del marco del parabrisas.

La gama de motores del Mini Cabrio 2016 está compuesta por dos motorizaciones diésel y cuatro gasolina. Entre las primeras están los Mini Cooper D (116 CV de potencia) y Mini Cooper  SD (170 CV); mientras que entre los segundos nos encontramos desde las versiones tricilíndricas básicas Mini One (102 CV) y Mini Cooper (136 CV) hasta el brutal Mini John Cooper Works Cabrio de 231 CV y 6,5 segundos en el 0 a 100, pasando por el Mini Cooper S Cabrio de 192 CV.

El precio de acceso lo marca el Mini One Cabrio, disponible desde 22.700 euros, llegando hasta los 36.550 euros en el caso del altamente exclusivo Mini JCW Cabrio. El Mini Cabrio diésel más asequible es el Cooper D, cuya tarifa se fija en 26.950 euros. En cualquiera de estas variantes, el equipamiento puede ser muy copioso, con elementos y asistentes en seguridad y confort que en el anterior modelo no estaban disponibles, como por ejemplo, el Head-Up display, el control de crucero adaptativo, el sistema de aparcamiento asistido, el cambio automático de luces, el reconcomiendo de señales de tráfico o un equipo de sonido Harman Kardon.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído