Renault Grand Scenic, la nueva referencia espacial

El nuevo monovolumen compacto de la firma del rombo llega con un look impactante elegante y fluido, una capacidad de hasta 7 ocupantes y muchas tecnologías heredadas del Space

Renault Grand Scenic, la nueva referencia espacial
Renault Grand Scenic The Motor Lobby

Tan solo dos meses después de la presentación oficial de su ‘hermano pequeño’; el nuevo Scenic, Renault ha desvelado su Grand Scenic, un monovolumen compacto que llega con una estética rompedora heredada del todopoderoso Space, y por supuesto con una capacidad de 5 ó 7 plazas. Esta cuarta generación, de un revolucionario diseño, consta de múltiples detalles cromados, superficies esculpidas hasta el mínimo detalle y una línea trasera de un potente carácter que le confieren una silueta elegante y dinámica.

El Grand Scenic tiene una altura de 1,66 metros y una longitud de 4,63 (7,5 cm más que el la generación previa). Además, posee unas luces traseras con efecto 3D, un techo panorámico de cristal fijo y un difusor de color gris metálico situado en el faldón trasero. Las ruedas de serie son de 20 pulgadas –inéditas en el segmento-, con un ancho de 195mm, lo que representa una auténtica innovación en diseño y tecnología de eficiencia y que permitirán un comportamiento dinámico sobresaliente.

El maletero, mayor que el de los anteriores modelos, es el gran protagonista del monovolumen compacto de Renault. El sistema de modularidad One Touch permite abatir los asientos traseros de la manera más simple con solo presionar un botón para facilitar la carga, que podrá ser hasta de 720 litros en versión 5 plazas, es decir, 220 litros  más que el Scénic corto, el que, por otro lado, consta de 24cm menos de longitud que la nueva versión alargada.

Tecnología y eficiencia

Además de la Frenada Activa de Emergencia con detección de peatón, el modelo cuenta con funcionalidades como la asistencia de cambio de carril –corrige la dirección en caso de pisar una línea y avisa al conductor con una vibración en el volante-, y la alerta de detección de fatiga que, a partir de 60 km/h, analiza la trayectoria para avisarle en caso de anomalías.

Como ya es tradición en la marca, los ingenieros de BOSE y de Renault han trabajado codo con codo para elaborar un sonido a medida específicamente configurado para el Grand Scenic, gracias a una implantación de trece potentes altavoces: uno central en la parte delantera para un sonido equilibrado, diez altavoces de altas prestaciones repartidos en el habitáculo para un sonido claro, así como un cajón de bajos con doble altavoz integrado en el maletero para reproducir la música con toda profundidad.

Asimismo, el nuevo Grand Scenic, que se comercializará de aquí a finales de 2016, ofrece un catálogo de ayudas a la conducción a la última, como la Frenada Activa de Emergencia con detección de peatón y tecnologías como la experiencia Multi-Sense o un sistema multimedia R-LINK 2 con una amplia pantalla de 8,7 pulgadas –que, entre otras cosas, permitirá al conductor beneficiarse de un año de TomTom gratuito– y visualización Head-Up display en color. Siguiendo la tendencia del mercado europeo, también tendrá en breve una versión híbrida. El conductor podrá configurar el habitáculo gracias a la consola deslizante Easy Life, y las versiones superiores proponen una armonía interior de color “marrón club”.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído