Conducir un coche de altas prestaciones en un circuito es algo especial

Ford Performance Driving Experience, para clientes dinámicos

Ford lo sabe y por ello creó la Ford Performance Driving Experience, donde los clientes ponen a prueba su gama ST

Ford Performance Driving Experience, para clientes dinámicos
Ford Performance The Motor Lobby

Cualquier amante del motor sueña con poder conducir un buen coche en un buen trazado. Ford lo sabe y por eso creó la Performance Driving Experience, donde 365 clientes pudieron disfrutar las cualidades dinámicas del Fiesta ST, Focus ST y el legendario Mustang. En formato de curso de conducción, los afortunados se pusieron a los mandos de estas joyas como ya pudieron hacerlo 400 personas en las anteriores ediciones.

El evento tuvo lugar en Parcmotor Castellolí entre el 6 y el 10 de junio, donde se encontraron al Fiesta ST con un motor EcoBoost de 1.6 de 182 CV, un Focus ST EcoBoost 2.0 de 250 CV y el más esperado, un Mustang V8 de 5.0 litros y 421 CV. La marca quiso mostrar sus productos en escenarios diferentes: Con poca adherencia, situaciones fuera de pista o en el propio circuito. Las jornadas fueron de cinco horas y trataron de acercarse lo máximo posible al pilotaje profesional. La experiencia busca en todo momento sumergir al piloto lo máximo posible.

Primero, se tomó un curso de media hora de teoría. Después, se emplearon otros treinta minutos en el reconocimiento de la pista por parte de cada uno de los pilotos en cada uno de los tres sectores en los que se divide el trazado. Por último, cada conductor realizó tres tandas de vueltas completas al trazado, de unos cuatro kilómetros de longitud aproximadamente, donde pudieron probar los tres modelos de coches siguiendo las instrucciones que acaban de recibir.

No es la primera vez que se hace un evento así. Desde Ford, ya se lanzó una campaña similar en la estación invernal de Astún con su gama 4×4. En aquella jornada se puso en manos de 400 clientes el Kuga en sus versiones de 150 y 180 CV y el Mondeo de 150 CV en una pista de 2.000 metros. El objetivo era poner a prueba el sistema AWD con slalom con derrapajes controlados, frenada con esquiva o haciendo arrancadas con condiciones de mínima adherencia. Ford sigue en su línea de eventos en los que se puede testear el producto in situ, ya que en 2015 se hizo un curso parecido con los SUV Kuga, EcoSport  y Ranger, para poner a prueba sus cualidades off road.

El gran éxito de las ediciones vaticina más eventos similares, pero todavía no hay nada confirmado. Otras marcas han lanzado sus propias «experiencias», como es el caso de Volkswagen con las Driving Experience, que permiten el pilotaje de coches de prestaciones elevadas en entornos espectaculares. La marca del óvalo se intenta posicionar en torno al mundo de la conducción deportiva y los diseños atrevidos, como ya hicieron con el lanzamiento de la nueva línea ST-Line, con los modelos Fiesta y Focus.

OFERTAS ORO

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 41 Y EL 50% !!!

Una amplia variedad de las mejores ofertas de nuestra selección de tiendas online

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído