La empresa germana, que compite en muchos segmentos, tiene su pilar en el de la automoción pero busca diversificar con el IoT

Bosch y la automoción Made in Spain

Muchas de sus piezas las fabrican en España, un mercado clave

Bosch y la automoción Made in Spain
Bosch The Motor Lobby

La faceta de Bosch como proveedor de tecnología y servicios ha permitido a esta multinacional asentarse en los mercados más importantes del mundo. Hay una gran rama que se centra en la automoción y es de las más importantes de la firma a pesar de que no es de las más conocidas por el público general. En España, más concretamente en Vigo, está implementada una de las divisiones, así como una fábrica de sensores en Madrid, entre otras sedes repartidas por España y el resto del mundo, que hacen funcionar a la marca. Nuestro país se posiciona como un referente automovilístico en todo el mundo, creando miles de puestos de trabajo.

Las cifras son importantes y sorprendentes, ya que son mayores incluso que las de algunas empresas que se dedican exclusivamente al sector automovilístico. El área empresarial Mobility Solutions, una de las divisiones de Bosch, registró, en 2015, un importante crecimiento en España como consecuencia del incremento de la producción de vehículos en el país, así como por la recuperación del mercado del automóvil. La demanda fue especialmente alta en los innovadores sistemas de asistencia al conductor basados en cámaras y radares. Además, ZF Lenksysteme, pasó, en 2015, a ser propiedad de Bosch en su totalidad. Los sistemas de dirección eléctrica fabricados por esta división son esenciales para el futuro desarrollo de la movilidad, especialmente para la conducción automatizada.

La división Bosch Service Solutions, que abrió su primer emplazamiento en 2003 en Vigo, continuó su expansión en 2015. En el ámbito del transporte, por ejemplo, esta división ofrece a los principales fabricantes de automóviles, desde su centro de Barcelona, el servicio automático de llamadas de emergencia eCall a diez países en siete idiomas diferentes. En caso de que los sensores del vehículo detecten un impacto lo suficientemente fuerte, el servicio eCall contacta de forma automática con un “call center”, donde un operador intentará comunicarse con el conductor y, si fuera necesario, proporcionará la necesaria asistencia de emergencia en carretera.

Pero no solo se centran en fabricar piezas o dar asistencia en carretera. También hay un área de movilidad, que está desarrollando en Madrid un sistema conocido como Smart Parking, un sistema para que el conductor consiga encontrar una plaza de aparcamiento más rápidamente. La forma de reducir la búsqueda de aparcamiento se basa en sensores especiales de ocupación en los parkings, que detectan e informan al conductor de las plazas libres. Entre los potenciales clientes de soluciones de aparcamiento Bosch, se incluyen fabricantes de vehículos y operadores de aparcamientos subterráneos, así como ciudades y comunidades de todo el mundo.

En Madrid se encuentra la fábrica de sensores. La planta – donde se fabrican principalmente sensores de aceleración para la activación del airbag y de ultrasonidos para la ayuda al aparcamiento –, es responsable de la coordinación de las actividades de producción en otras plantas que fabrican este mismo producto en otras partes del mundo, cooperando así en una red global de fabricación. Esto demuestra que España es un país importante en Bosch, no solo por las ventas. El número de empleados de Bosch en España se situó, en 2015, en torno a 8.700, ligeramente por encima del año anterior. Para 2016, se espera que este número se mantenga estable, mientras que logró unas ventas de 2.100 millones de euros en 2015.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído