Volvo y Uber trabajan juntos para la conducción autónoma

Volvo Cars, empresa sueca de automoción y Uber, una de las empresas líder en transporte compartido, van a sumar fuerzas para desarrollar el futuro de los vehículos de conducción autónoma

Volvo y Uber trabajan juntos para la conducción autónoma
Volvo The Motor Lobby

Las dos empresas han acordado llevar a cabo un proyecto conjunto para desarrollar nuevos vehículos que incorporarán los últimos avances en tecnologías de conducción autónoma, incluidos los vehículos sin conductor. Volvo Cars fabricará los vehículos de base, que después Uber comprará a Volvo. Volvo Cars y Uber invertirán conjuntamente 300 millones de dólares en este proyecto, y se suman a la iniciativa del transporte autónomo que recientemente también emprendió Ford.

Tanto Uber como Volvo utilizarán los mismos vehículos de base para la siguiente etapa de sus respectivas estrategias de vehículos autónomos. Esto significa que Uber incorporará sus propios sistemas de conducción autónoma a los vehículos de base de Volvo. Volvo utilizará los mismos vehículos de base para la siguiente etapa de su proyecto de vehículos autónomos, que incluye la conducción totalmente autónoma.

El proyecto conjunto Volvo-Uber supone un gran paso en el sector de la automoción porque representa la colaboración entre un fabricante de vehículos y un principiante en el sector de la automoción que llega desde Silicon Valley, como muestra de la evolución del sector mundial de la automoción ante la aparición de nuevas tecnologías. Esta alianza marca el comienzo de lo que ambas empresas ven como una alianza industrial a más largo plazo.

Håkan Samuelsson, presidente y consejero delegado de Volvo Cars, ha dicho: «Volvo es líder mundial en el desarrollo de tecnologías para la seguridad activa y la conducción autónoma. Estamos muy orgullosos de que Uber, una de las empresas líderes en tecnología, nos haya elegido para esta colaboración. Con esta alianza, Volvo se coloca en el corazón de la revolución tecnológica que hoy día vive el sector de la automoción.»

El nuevo vehículo de base se desarrollará con la arquitectura escalable de productos (SPA) de Volvo Cars, totalmente modular. La SPA es una de las arquitecturas para vehículos más avanzadas del mundo y actualmente se utiliza en el premiado y excepcional XC90 SUV, así como en los nuevos S90 y V90 premium. La SPA se desarrolló como parte del programa de transformación industrial global de Volvo Cars, con una inversión de 11.000 millones de dólares, que comenzó en 2010 y que desde el primer momento se orientó a las más avanzadas tecnologías para la conducción autónoma y los avances en electrificación y conectividad de última generación. Uber se acercó a Volvo atraído por todas estas capacidades.

El desarrollo estará en manos de los ingenieros de Volvo Cars y de Uber, que trabajarán en estrecha colaboración .Este proyecto incrementará la escalabilidad de dicha plataforma SPA para incluir toda la seguridad, los componentes redundantes y las nuevas características necesarias para poner en la carretera los vehículos autónomos.

Travis Kalanick, consejero delegado de Uber, ha dicho: «Más de un millón de personas mueren todos los años en accidentes de tráfico. Son tragedias que la tecnología de conducción autónoma puede evitar, pero no podemos hacerlo solos. Por eso es tan importante nuestra asociación con un gran fabricante como Volvo. Volvo es líder en el desarrollo de vehículos y un referente en seguridad. Juntos, sumando las capacidades de Uber y Volvo, llegaremos antes al futuro.»

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído