Ford apuntala las tecnologías de ayuda a la conducción

La marca está centrando recursos en los avances que facilitan la vida al conductor como ayudas al aparcamiento, asistente de atascos, aviso de cambio de carril erróneo y un largo etcétera

Ford apuntala las tecnologías de ayuda a la conducción
Ford The Motor Lobby

Aparcar es uno de los momentos más odiados por conductores de todo el mundo. Nos pone de los nervios, es potencialmente peligroso y contribuye significativamente a aumentar el presupuesto en reparaciones por pequeños golpes y roces. Por este motivo, Ford está desarrollando una tecnología para quitar al conductor de ese mal trago. La alerta de tráfico cruzado con tecnología de freno que está siendo desarrollada por parte de la compañía americana, se está diseñando para ayudar a reducir el estrés que ocasiona aparcar y para ello detecta personas y objetos que estén a punto de pasar por detrás del vehículo, emitiendo un aviso para el conductor y activando el freno de manera automática si el conductor no responde. La cámara de visión trasera ofrecerá una visión de ángulo ampliado alternativa de la parte trasera del vehículo. La mejor de la ayuda activa de aparcamiento permitirá al coche estaciona en línea o en batería con sólo pulsar un botón.

“Todos nos hemos acostumbrado a los desafíos que presenta conducir, pero sigue siendo una de las tareas cotidianas más exigentes”, cuenta Torsten Wey, gerente de Electrónica de Chasis y Seguridad de Ford Europa. Otras tecnologías desarrolladas en el Centro Europeo de Investigación e Innovación de Ford en Aachen (Alemania) incluyen sistemas diseñados para ayudar a los conductores a adelantar a otros vehículos para ayudar a evitar colisiones a alta velocidad y a avisar a conductores que estén circulando en sentido contrario. Estas nuevas tecnologías, se espera estén disponibles en vehículos Ford durante los próximos dos años.

Eliminar el estrés de aparcar

El mejorado sistema de ayuda activa de estacionamiento (Active Park Assist) controla la dirección, la selección de marchas y la marcha hacia delante y hacia atrás para hacer posible que se aparque con solo pulsar un botón. El sistema puede entrar y salir de manera automática de una plaza de aparcamiento en paralelo y puede maniobrar el vehículo en un espacio perpendicular. El sistema también utiliza sensores para encontrar plazas de aparcamiento adecuadas.

La alerta de tráfico cruzado con freno utiliza sensores de radar para monitorizar la zona posterior al vehículo. Si el conductor está marchando hacia atrás y no reacciona al aviso inicial, el sistema está diseñado para aplicar el freno de manera automática. El sistema está siendo diseñado para detectar motos y bicicletas.

La cámara de visión trasera muestra un ángulo amplio de la parte trasera del vehículo en la pantalla del display, ofreciendo una funcionalidad similar a la de la Cámara de Visión Frontal de Ford ubicada en el frontal del Ford Edge, el Galaxy y el S-MAX. Cuando maniobra marcha atrás, ofrece una visión adicional que permite ver detrás de las esquinas así como obstáculos y objetos que se acercan por detrás del vehículo.

Maniobrar lejos del peligro Ford también ha desarrollado una nueva tecnología que podría ayudar a los conductores a adelantar a vehículos detenidos o que circulan despacio para evitar colisiones. Este sistema, diseñado para operar en entornos urbanos y en carretera, utilizar radar y una cámara para detectar vehículos parados o que circulen a baja velocidad y ayuda al conductor con la dirección para que puedan esquivar un vehículo en caso de colisión inminente. El sistema se activa si hay espacio insuficiente para evitar una colisión frenando, y el conductor decide llevar a cabo una acción evasiva. El sistema utiliza tecnologías ya existentes como la Alerta de Colisión Frontal y el Asistente Precolisión, que reduce la gravedad de algunas colisiones frontales en las que se ven envueltos vehículos y peatones o ayuda a los conductores a evitar los impactos.

Conducción en sentido contrario

Es la peor pesadilla de todo conductor y Ford está desarrollando una tecnología que podría evitar que sucediese, avisando a los conductores antes de que entren en una carretera en dirección contraria. Este tipo de colisiones suelen causar más heridas de gravedad y muertes que otro tipo de accidentes. La alerta de sentido contrario utiliza una cámara montada en el parabrisas e información del sistema de navegación del coche para enviar a los conductores avisos visuales y sonoros cuando pasan por señales de dirección prohibida en el acceso a una carretera. El sistema, que estará disponible en un primer momento para usuarios de Alemania, Austria y Suiza, toma como punto de partida el sistema de Reconocimiento de Señales de Tráfico que utiliza una cámara montada en el parabrisas delantero para escanear el entorno en busca de señales de tráfico y avisar al conductor de su presencia. La alerta de sentido contrario utiliza la cámara y el sistema de navegación para ayudar a avisar a los conductores a que detengan el vehículo o den la vuelta.

El asistente de atascos es una tecnología anteriormente anunciada por Ford que se espera llegue a los usuarios dentro de dos años. El sistema ayuda al conductor a mantener el vehículo centrado en su carril y frena y acelera para mantener el ritmo con el vehículo que tiene delante. A largo plazo, Ford también está desarrollando un sistema de iluminación frontal mediante cámaras que amplía el haz del faro en cruces y rotondas tras interpretar las señales de tráfico.

Liderando el camino en tecnologías de asistencia al conductor

Ford ya es líder en la democratización de tecnologías de asistencia al conductor; en Europa, la marca americana lleva ofreciendo una amplia gama de tecnologías para el mercado masivo desde hace muchos años. Entre ellas, se encuentran:

El Asistente precolisión con detección de peatones

El Limitador Inteligente de Velocidad, que escanea las señales de tráfico y ajusta la marcha para que los conductores no superen el límite de velocidad

Luces largas sin destellos, que utiliza una cámara montada en el parabrisas para detectar las luces delanteras o traseras de bicicletas a una distancia de hasta 100 metros, de motos hasta a 400 metros y de coches hasta a 800 metros de noche y utiliza unos faros especialmente desarrollados para bloquear luz que podría cegar temporalmente a otros conductores y ciclistas

Sistema de iluminación frontal adaptativa, que ajusta el ángulo y la intensidad del haz de luz para ajustarse al entorno de conducción, incluyendo la iluminación según meteorología, que ajusta automáticamente los faros para ayudar a los conductores a detectar riesgos potenciales en carretera bajo fuertes lluvias.

Los conductores Ford llevan bastante tiempo disfrutando de tecnologías de aparcamiento que incluyen:

Estacionamiento Perpendicular, que puede detectar plazas de aparcamiento y maniobrar sin manos en espacios perpendiculares de la misma manera que el Active Park Assist lo hace en plazas en paralelo

Park-Out Assist, que ayuda a los conductores a salir de plazas de aparcamiento en paralelo. El sistema activa el volante mientras que el conductor opera el freno y el acelerador

Ayuda de estacionamiento lateral, que emite alertas sonoras y en la pantalla del display indicando obstáculos alrededor del vehículo

Alerta de Tráfico Cruzado, que avisa a los conductores que salen de una plaza de estacionamiento si hay vehículos que cruzan detrás del vehículo

Otras tecnologías de ayuda al conductor incluyen el Control de Crucero Adaptativo, el sistema de Información de Puntos Muertos (BLIS), el Reconocimiento de Señales de Tráfico, la Alerta de Mantenimiento de Carril y la Ayuda de Mantenimiento de Carril y la Alerta de Conductor

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído