DICE QUE ES SU VIDA PRIVADA

Alcalde borracho del PSOE: detenido y condenado por triplicar la tasa de alcohol al volante

Alcalde borracho del PSOE: detenido y condenado por triplicar la tasa de alcohol al volante
EEl alcalde de Algorfa, Manuel Ros (PSOE). PS

El alcalde de la localidad alicantina de Algorfa, Manuel Ros (PSOE) ha sido condenado por un delito contra la Seguridad Vial por triplicar como conductor el límite permitido de alcohol, tras ser sometido a un test por la Policía Local de la vecina población de Benijófar durante un control en la madrugada del pasado sábado al domingo.

Según figura en el atestado policial Ros dio positivo con una tasa de 0,84 miligramos de alcohol por cada litro de aire.

Cifra que triplica de largo la permitida de 0,25 mg/l. Por debajo de los 0,60 se trata de una infracción.

Al superar con creces el límite de la sanción administrativa (0,60), se abrieron diligencias judiciales por un presunto delito contra la Seguridad del Tráfico que recayeron en el juzgado de Instrucción Número 2 de Torrevieja, de guardia en el momento de ocurrir los hechos.

Ahora se ha resuelto la causa con un juicio rápido que, según ha podido saber Periodista Digital, se ha resuelto con un fallo condenatorio para el todavía alcalde socialista que tendrá que asumir la retirada del carné de conducir durante un año y hacer pago de una multa de 720 euros.

Pero lo más llamativo de todo esto ha sido la reacción de Manuel Ros que no piensa dimitir del cargo alegando que los hecho corresponden a su «vida privada», que se produjeron «un sábado por la noche» y que no piensa dar cancha a quienes piensen utilizar «malintencionademente estos hechos para obtener rédito político».

En concreto dice literalmente:

«tengo que admitir que fue un error que nunca debió ocurrir. No obstante, los hechos ocurrieron un sábado por la noche, dentro del ámbito de mi vida privada y por tanto no se ha visto afectada, mi faceta pública, ni mi gestión como alcalde al frente del Consistorio.

Asumo la responsabilidad de estos actos, ocurridos en el ámbito de mi vida privada y pido disculpas. Lo lamento profundamente y puedo asegurar que estos hechos no volverán a ocurrir.

Voy a continuar como hasta ahora, trabajando por los intereses de los vecinos y vecinas de Algorfa. Y espero que estos hechos no sean utilizados malintencionadamente, por otras personas, para obtener rédito político».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído