Produce daños en la pintura, la carrocería y las llantas de los vehículos

Así daña a tu coche la sal que echan en la carretera

Los vehículos que circulan habitualmente por estas vías están muy expuestos a la corrosión causada por esta sal

Así daña a tu coche la sal que echan en la carretera
Sal carretera RS

«El arte de dirigir consiste en saber cuando hay que abandonar la batuta para no molestar a la orquesta», que diría Herbert Von Karajan. Anualmente se consumen entre 300.000 y 500.000 toneladas dependiendo de la dureza de cada invierno, entorno a un 7% de la producción total de sal en la Península, que abastece al 90% de la red de carreteras tanto en autopistas, nacionales, autonómicas y provinciales. De este modo, ya sea sal en roca o en forma de salmuera (una solución líquida con un 23% de sal y 77% de agua), gran parte de las carreteras españolas viven continuamente «bañadas» en sal, con un damnificado colateral: los vehículos. Así lo aseguran desde ASETRA, la Asociación de Talleres de Madrid, según recoge ABC.

Y es que los vehículos que circulan habitualmente por estas carreteras están muy expuestos a la corrosión causada por la sal de la carretera, que produce daños en la pintura, la carrocería y las llantas de los vehículos. Además, el alto poder corrosivo de la sal que se emplea para evitar la formación de hielo en las calzadas, también puede producir una mayor oxidación en otras partes del coche como amortiguadores, tubo de escape, frenos y radiador

VÍDEO DESTACADO: Este coche de nieve confunde a la policía

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído