No operaron en Semana Santa y aún no están homologados

¿Eran los ‘mini-radares’ de la DGT un farol o hay detrás una jugada escondida?

¿Eran los 'mini-radares' de la DGT un farol o hay detrás una jugada escondida?
El mini radar de la DGT. RSS

No hay quien entienda a la Dirección General de Tráfico. Y les vamos a explicar lo que sospechamos.

La temida DGT presentó en marzo de 2018 sus nuevas «patrullas integrales», motocicletas dotadas de detectores portátiles de alcohol y drogas y los ‘mini-radares’ Velolaser, como gran medida para aumentar la seguridad vial durante la Semana Santa que culminó el pasado lunes.

Sin embargo, los cinemómetros se traducen por el momento en una medida ‘fantasma’ de la DGT ya que aún no han pasado los pertinentes controles de Metrología y, por ende, no operaron durante dicho periodo vacacional, según explica la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC).

De acuerdo con el escrito de la organización, las motocicletas empleadas para la vigilancia del Tráfico que han recibido alguno de los 60 radares adquiridos «están operando de manera manifiestamente irregular, toda vez que los citados dispositivos no están en posesión de los certificados correspondientes expedidos por el Centro Español de Metrología, garantía básica para cualquier aparato de medición que asegura la validez, coherencia y equivalencia internacional de las mediciones».

Una afirmación que prolonga la polémica suscitada anteriormente en torno a estos dispositivos ante la posibilidad de que su colocación sobre le guardarraíl pudiese ser ilegal.

Además, según ha podido saber Autobild, los artilugios solo han llegado por el momento a las provincias de Zaragoza, Huesca, La Rioja y Teruel.

En esta última, los agentes decidieron no usar los radares durante Semana Santa puesto que carecían de equipo de fotogramas y «sin la fotografía todas las sanciones que se recurran serán desechadas por un juez», explican desde la AUGC.

Mientras que en Huesca se intentaron utilizar, pero no multaron dado que tuvieron problemas al conectar el radar con el dispositivo con el que se controla a distancia.

La AUGC añade en su comunicado que la iniciativa de la DGT de implementar estos radares «ha quedado en un mero acto de marketing institucional que está rozando el ridículo operativo».

Asimismo, denuncia que «la verdadera intención de estas patrullas era desviar la atención e intentar paliar de alguna forma la alarmante falta de agentes que hay en las carreteras [estimada en una merma de unos 1.600 efectivos]».

Por su parte, la DGT ha confirmado a Autobild que los nuevos radares están siendo homologados y que llegarán a su destino y entrarán en funcionamiento a medida que vayan obteniendo la certificación.

El dispositivo especial de Semana Santa concluyó el pasado lunes con 30 fallecidos en las carreteras, tres más que el año anterior.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído