Belleza

¿Es cierto que los vehículos eléctricos también contaminan?

¿Cuánto se incrementa la huella de carbono en el proceso de fabricación de un VE (vehículo eléctrico) respecto a la de uno de gasolina o diésel? ¿Cuánto contamina generar electricidad con las diversas fuentes que existen a día de hoy?

Los VE están muy lejos de ser perfectos y hay muchos puntos débiles por donde atacar, como la lentitud del proceso de recarga de sus baterías, por ejemplo, frente a la rapidez con la que se reposta combustible. Pero quienes pretendan ganar un debate sobre vehículo eléctrico vs gasolina/diésel en términos de contaminación y emisiones de GEI (gases de efecto invernadero) están perdiendo el tiempo. Es que ni siquiera hay debate, según recoge motor.

Y no porque lo diga yo, sino porque lo dicen los datos. Comencemos por ver las emisiones de CO2 de algunos de los coches que circulan por nuestras carreteras con esta tabla preparada con los datos oficiales homologados por algunos fabricantes.
Consumo y emisiones de CO2 de algunos modelos
Modelo Consumo (l/100km) Emisión de CO2 (g/km)
SEAT Ibiza 1.0 75 CV Style 5v 4,9 112
Toyota Prius 125H Automático (e-CVT) 3,3 76
Audi A3 Cabrio 2.0 TFSI 190CV quattro S tronic 6,3 144
Peugeot 108 5 Puertas Active 1.0 VTi 68 CV ETG5 4,2 97
Citroën C3 Live BlueHDi 75 Manual 5v 3,5 92
Alfa Romeo Giulietta 1.6 Multijet 120 CV 6v 3,9 103
BMW X5 xDrive35i 306 CV Aut. 8,5 199
Volkswagen Passat Edition 1.4 TSI 125 CV 6v 5,3 123
Porsche Cayenne 3.0 V6 Diesel Tiptronic 262 CV 6,8 179
Land Rover Range Rover 4.4 SDV8 Autobiography 339 CV Aut. 8,4 219

La tabla no es exhaustiva, pero sirve para dar una idea de los niveles de emisiones según el tipo y modelo de vehículo. Los datos de emisiones de todos los modelos pueden consultarse en la base de datos del IDAE (Instituto para el Ahorro y la Diversificación de la Energía), o en este informe.

Ahora bien, antes de continuar con el análisis, quisiera subrayar dos cosas:

Estos datos que figuran en la tabla son los datos oficiales facilitados por los fabricantes. Y todos sabemos que, en la vida real, esos consumos suben entre un 10 y un 20%, en función de las condiciones de uso. Por consiguiente, las emisiones reales de CO2 también aumentan, hasta un 20%. Así que ese Seat Ibiza que parecía el adalid de la lucha contra el cambio climático probablemente emita cerca de 135 gramos de CO2 por km recorrido, y no los 112 oficiales.

Tanto los coches diésel como los gasolina de baja cilindrada y turboalimentados emiten otro tipo de gases, que si bien no son de efecto invernadero, sí son contaminantes y peligrosos para la salud en altas concentraciones. De hecho han sido clasificados como cancerígenos por la Organización Mundial de la Salud. Estoy hablando de los óxidos de nitrógeno (NOx).

Los coches eléctricos también contaminan, pero ¿cuánto?

Pero obviaré por ahora ese asunto, y me centraré en las emisiones de CO2. Hemos visto cuántos gramos emiten los coches con motor a combustión interna, y ahora le toca el turno a los eléctricos.

El cálculo no es tan sencillo como consultar las cifras oficiales del fabricante, ya que la emisión de CO2 dependerá de cómo se genere la electricidad con la que se ha recargado la batería, y no de lo que emite el vehículo (al ser eléctrico, cero).

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído