MADRID

El gobierno de Manuela Carmena instala los nuevos radares de tramo en la A-5 preparados para multar

Se calcula que los afectados serán cerca de un millón de conductores

El gobierno de Manuela Carmena instala los nuevos radares de tramo en la A-5 preparados para multar
Carmena y el radar instalado en la A5

La polémica conversión de la autovía A-5 en vía urbana sigue avanzando. El Ayuntamiento de Madrid ha instalado un radar de tramo en sentido salida entre los puntos kilométricos 4.000 y 5.750, en dirección Extremadura, a la altura de Batán preparados para multar a los madrileños.

El primer punto de entrada está instalado a los pocos metros del radar fijo instalado en el pórtico a la salida del túnel de la M-30, que durante mucho tiempo fue uno de los más recaudadores de España.–La Comunidad de Madrid en contra del plan caótico y sectario de Carmena de implantar semáforos en la A-5.–

El punto de salida se encuentra poco antes de la salida a la carretera de Boadilla. Cuando se ponga en funcionamiento, la velocidad máxima a la que se podrá circular será 50 km/h, aunque, en un primer momento, y hasta que se ejecute la transformación total del tramo en vía urbana, el límite establecido será de 70 km/h, una velocidad de por sí difícil de cumplir por los conductores en una vía con tres carriles por sentido de circulación en algunos tramos.

Desde que el Ayuntamiento instaló en noviembre los primeros semáforos para apaciguar el tráfico dentro del plan que tiene previsto de transformar 11 kilómetros de autovía en una calle, no ha cesado la indignación entre los municipios del sur(Alcorcón, Móstoles, Arroyomolinos y Navalcarnero).–El Ayuntamiento de Madrid sigue empeñado en colapsar el tráfico en la ciudad: un Bus-VAO en la A-5–

Se calcula que los afectados serán cerca de un millón de conductores en una vía que atraviesan diariamente 120.000 conductores.

Alcaldes y concejales del PP de municipios afectados recurrieron al Defensor del Pueblo para denunciar la iniciativa del Gobierno de Ahora Madrid, pero la respuesta de la institución no ha sido positiva.

FUNCIONAMIENTO DEL RADAR DE TRAMO

Los llamados radares de tramo son una nueva forma de controlar la velocidad, no en puntos kilométricos concretos, como hacen los radares fijos, sino en tramos de carretera de varios kilómetros.

El procedimiento de control de velocidad en un tramo controlado por un radar de este tipo es el siguiente: las cámaras una por carril, graban de forma continua a todos los vehículos, a la entrada y salida del túnel.–El infierno diario de los vecinos de Cuatro Vientos: los aparcamientos disuasorios que prometió Carmena y que jamás se hicieron–

Para ello utilizan iluminación continua por infrarrojos, debido a las condiciones de luz que el ojo humano no puede captar. Las cámaras están sincronizadas por fibra óptica y a través de satélite para que sus relojes marquen la misma hora.

Con los datos almacenados, un ordenador casa las matriculas iguales, comprueba los tiempos de paso de cada vehículo y calcula su velocidad media. Cuando se detecta que la velocidad ha sido superior a la permitida el sistema remite las fotografías (de entrada y salida) al Centro de Tratamiento de Denuncias Automatizadas de la DGT, en León, para que tramite la denuncia y se la remita por correo al titular del vehículo a fin de que identifique al conductor infractor.

El radar de tramo es una las principales medidas que incorpora el Ayuntamiento, a petición del PSOE. También la reducción a 50 kilómetros por hora en toda la vía desde la avenida de los Poblados hasta el túnel de Calle-30. Unos 125.000 vehículos que pasan a diario por esta vía se verán afectados.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído