Suceos

Un niño de 3 años muere aplastado en un coche cuando su padrastro intentaba “darle una lección”

Los padres aseguran no haberse percatado del suceso hasta que llegaron a su destino

Un niño de 3 años muere aplastado en un coche cuando su padrastro intentaba “darle una lección”
Niño en coche Archivo

Nadie se explica cómo ha podido suceder algo así. Un niño de tres años ha muerto aplastado en un coche en Reino Unido. El pequeño viajaba con su madre y su pareja, cuando el hombre quiso «darle una lección» porque le ponía nervioso los ruidos que hacía. No midió su fuerza y la situación acabó en desgracia.

Pese a que los hechos ocurrieron en febrero de 2018, no ha sido hasta ahora que ha salido el juicio, en el que los padres han sido declarados inocentes. Pese a que la sentencia todavía no es definitiva, son muchos los que han protestado sobre este caso, pues consideran a los progenitores culpables.

Pese a que los hechos ocurrieron en febrero de 2018, no ha sido hasta ahora que ha salido el juicio, en el que los padres han sido declarados inocentes

La BBC ha esclarecido este sábado qué ocurrió exactamente. Alfie, así se llama el pequeño, estaba muy nervioso y no paraba de moverse y de gritar durante todo el camino. El padrastro, Stephen Waterson, se agobió y quiso reñirle, aunque todo » terminó yéndose de las manos», aclara la cadena. El hombre reclinó el asiento delantero hacia atrás, aplastándole, ya que se encontraba en el reposapiés justo delante de su madre.

El pequeño empezó a llorar y a gritar «mami«, según se ha conocido en el juicio. Pero Waterson no se detuvo y continuó, hasta que, de pronto, se dejó de escuchar la voz del niño. Los padres han explicado que pensaban que se había cansado y que se había dormido. Por ese motivo no se percataron de lo que había ocurrido hasta que llegaron a su destino. Luego, le llevaron al hospital.

El pequeño falleció en el centro médico un día después. La autopsia reflejaba lesiones, ocasionadas por el «aumento de presión en el cuerpo«. También presentaba hemorragias externas y pequeños hematomas a causa de la rotura de las venas. La muerte se habría producido por una lesión cerebral isquémica, causada por la privación de sangre y oxígeno y la asfixia por aplastamiento.

El padrastro no se detuvo y continuó, hasta que, de pronto, se dejó de escuchar la voz del niño

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído