Infracciones y multas

¿Sabes cuánto tardan en llegar las multas de tráfico?

¿Sabes cuánto tardan en llegar las multas de tráfico?
Multa RS

Es una de las cuestiones mas recurrentes entre lso conductores sancionados. Las infracciones de tráfico por exceso de velocidad no se suelen notificar al instante, ya que primero se gestionan electrónicamente tras su detección mediante un radar. Cuánto tardan en llegar estas multas suele ser una de las preguntas más habituales de los conductores, sobre todo cuando creen haber sido ‘cazados‘ por algún radar, ya sea fijo o móvil, según sport.

La mayoría de sanciones por otras infracciones, como circular bajo los efectos del alcohol o las drogas, se notifican al instante, ya que es en los mismos controles cuando el agente de tráfico comprueba el estado del vehículo y el conductor y le multa si es necesario. A partir de este momento, el conductor ya puede pagar la sanción para beneficiarse del descuento o presentar alegaciones.

Según el artículo 76 de la Ley de Tráfico, hay cuatro motivos por los que una multa puede llegar al domicilio del infractor a través de correo postal certificado. El primero es si la detención del vehículo puede suponer un peligro para la circulación. El segundo, si un vehículo está aparcado incorrectamente y el conductor no está presente. El tercero, si la infracción es detectada a través de sistemas electrónicos, como el exceso de velocidad por un radar o el uso del teléfono móvil por una cámara. Por último, también podrá llegar una multa a la casa del conductor si los agentes no pueden detener o perseguir un vehículo.

En cualquiera de estos casos, el tiempo de notificación suele variar y pueden pasar varias semanas desde la infracción hasta la notificación. En ese sentido, la administración fija un plazo de tres a seis meses para notificar la infracción. Las multas por exceso de velocidad, por ejemplo, suelen tardar de una a tres semanas, plazo que se puede alargar si el radar que detectó el exceso de velocidad es móvil o si la infracción es grave.

En este sentido, si la administración o ha notificado la infracción cuando pasen seis meses, no tendrá capacidad para sancionar al conductor, ya que la sanción habrá prescrito, sea de carácter grave o leve. Las leves, por su parte, prescriben a los tres meses. El plazo de prescripción empieza a contar desde el momento en el que se cometió la sanción. No obstante, el conductor debe vigilar, ya que si la sanción no llega al domicilio pero está publicada en el Tablón Edictal de Sanciones de Tráfico (TESTRA), el plazo de prescripción queda interrumpido.

Desde el mismo momento en el que una multa es notificada o llega al domicilio del infractor, este dispone de 20 días naturales para proceder a pagala si desea beneficiarse de un descuento del 50% sobre el importe. El conductor podrá pagaren una sucursal bancaria, a través de Correos, en cualquier oficina de Tráfico, por la página web de la DGT o llamando al teléfono 060. La Guardia Civil acepta el pago al instante con tarjeta de crédito.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído