REPORTAJE PD/ LA RUINA DE MADRID CENTRAL

Madrid Central contra los más desfavorecidos: «Hay días que no tengo ni para comer, no puedo comprarme un coche nuevo»

Los trabajadores del centro aseguran sentirse "abandonados y defraudados" por el Ayuntamiento de Madrid

Madrid Central contra los más desfavorecidos: "Hay días que no tengo ni para comer, no puedo comprarme un coche nuevo"
Manuela Carmena y Madrid Central

La entrada en vigor del plan estrella de Manuela Carmena contra el vehículo privado en el centro de la capital sigue dando mucho de que hablar. Comerciantes, repartidores y dueños de aparcamientos privados dentro del área de Madrid Central se sienten «abandonados y defraudados» por la gestión del Ayuntamiento de Madrid tras este ‘improvisado plan’ que supone un profundo malestar entre todos ellos.

Desde que Madrid Central comenzó a funcionar en toda su totalidad, el descenso de visitantes al centro de la ciudad se ha visto afectado notablemente. Muchos por temor a las multas y otros porque prefieren no arriesgarse y consumir en los barrios de la periferia o en centros comerciales. En definitiva, un plan destinado a la ruina económica de muchos comercios y trabajadores del centro.–La pegatina de la DGT es obligatoria en Madrid desde el próximo 24 de abril de 2019–

Periodista Digital ha podido hablar con varios testigos, entre ellos comerciantes, repartidores y gerentes de aparcamientos privados para que nos cuenten la díficil situación que han pasado esta Semana Santa y que siguen pasando a día de hoy.

JANA, PROPIETARIA DE NIFAELA ALBA

A escasos metros de la Puerta del Sol, nos dirigimos a la tienda de moda y complementos Nifaela Alba. Jana, la propietaria del negocio nos recibe para contarnos la drámatica situación que están viviendo, tras la implantación de Madrid Central.

Esta Semana Santa los datos han sido catastróficos. Las pérdidas en ventas respecto año anterior las hemos notado totalmente. En Semana Santa con la lluvia y el problema de que no dejan pasar a nadie hemos tenido muy poca clientela. Los clientes que han venido de fuera estaban indignados porque han tenido que dejar los coches en los barrios limítrofes y muchos de ellos seguramente no vendrán más.

Los vehículos que accedan al centro y no cumplan con los requisitos para poder entrar en el área de Madrid Central, se enfrentarán a una multa que asciende hasta los 90 euros. Jana, señala que «muchos de los clientes que antes se acercaban al centro ya no lo hacen por temor a ser multado».

Nosotros hemos tenido problemas para sacar las autorizaciones incluso siendo residentes. Hay una gran desinformación y desde luego para la gente que viene de fuera de Madrid se encuentran con un paronama nada agradable.

Uno de los grandes problemas es el que afecta directamente a los repartidores. Alguno de ellos que me traían la mercancía ya no vienen hasta aquí y tengo que ir yo a recogerla.

MANUEL, REPARTIDOR HABITUAL EN EL CENTRO

Uno de los sectores que más está sufriendo con las restricciones del Ayuntamiento de Madrid son los repartidores. El problema principal es el tiempo y los permisos. El Ayuntamiento les limita a la hora de poder acceder y descargar la mercancía. También la mayoría de sus vehículos son altamente contaminantes por lo que incumplen la normativa vigente.

Creo que se ha pensado muy poco en nosotros. Es muy complicado acceder al centro para descargar. Me dicen que me tengo que comprar otra furgoneta porque esta contamina. Hay días que no tengo ni para comer y tampoco tengo para comprarme un vehículo nuevo. ¿Me lo va a comprar el Ayuntamiento…?

A todo este problema se le suma el anuncio del nuevo decreto firmado por la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, por el que se aprueba el protocolo para reducir la contaminación acústica de la carga y descarga y con el que se prohíbe realizar estas operaciones con el motor encendido, se exige que los carros de traslado de mercancías cuenten con amortiguación.–Carmena en guerra con las terrazas del centro: Deberán cerrar media o una hora antes–

Una tarea nada fácil para los repartidores que día a día tienen que soportar la desfachatez de un gobierno que dice «pensar para el pueblo» pero que al final son los que más sufren.

MERCEDES, GERENTE DE UN PARKING

Nos acercamos hasta el parking situado en la Calle Ribera de Curtidores muy cerca de La Latina. Este es uno de los muchos garajes privados que se ven afectados muy negativamente por Madrid Central. Hablamos con Mercedes y nos cuenta que «Madrid Central ha supuesto la pérdida de más de un 40% de clientes desde su entrada en vigor».

Tenemos mucho menos coches. No sabemos si es por que se necesita un periodo de adaptación, además la gente no lo tiene claro porque hay mucha desinformación. Nosotros hemos tenido que poner el detector de matrículas con un coste de 4.600 euros más todo el sistema informático sin ningún tipo de ayuda por el Ayuntamiento. Estamos vendidos.

Nos han hecho firmar un documento en el que nosotros somos los únicos responsables de la validación de las matrículas aunque el sistema falle. Ellos no tienen ninguna responsabilidad. Estamos indefensos ante las multas porque no sabemos como va a actuar el Ayuntamiento. No han evaluado la repercusión que supone el plan.

Según informa la Plataforma de Afectados por Madrid Central «la Semana Santa ha sido la peor desde los difíciles años de la crisis», culpan de ello al efecto que ha tenido la implantación de Madrid Central que «ha terminado por proyectar una imagen antipática y hostil hacia los visitantes». Destacan que la continua información tanto en los letreros de la M-30 como en el perímetro de la APR sobre prohibiciones y restricciones, ha disuadido a muchos visitantes de acercarse al centro histórico

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído