En la pegatina ponía 'I Eat Ass' (como culo)

Detienen a este hombre por no cambiar la palabra ‘culo’ en una pegatina de su camión

Fue arrestado en Florida por poseer "material obsceno" y resistirse a la autoridad.

Detienen a este hombre por no cambiar la palabra 'culo' en una pegatina de su camión
Detenido RS

Un joven camionero de Lake City, en el estado de Florida (EE UU), deberá comparecer este mes ante un juez debido a su negativa a modificar la leyenda «I Eat Ass» (literalmente «como culo») de una pegatina colocada en su vehículo.

El caso de Dillon Shane Webb, de 23 años, que fue detenido el pasado domingo por un agente de la Oficina del Alguacil del condado de Columbia (centro de Florida), ha generado debate entre los que consideran que supone una violación de los derechos constitucionales y los que consideran que debe cumplir la ley.

«Un hombre fue detenido por una pegatina divertida, evidentemente la CCSO (siglas de la oficina del alguacil) no tiene sentido del humor», señaló un usuario de Facebook en la cuenta de la entidad policial, que no recomendó por ese motivo. Webb, que tiene una cita con la justicia el 23 de mayo y ha sido acusado de posesión de material obsceno y de resistirse a la autoridad sin violencia, invocó la primera enmienda de la constitución cuando discutió con el agente por la pegatina, según informó el medio digital lakecityreporter.com.

Esa enmienda constitucional prohíbe la promulgación de leyes que, entre otras cosas, interfieran con el derecho a la libertad de expresión. Según el medio de Lake City, un policía dio el alto a Webb cuando manejaba su camión el pasado domingo por una autopista debido a la pegatina situada en la parte trasera del vehículo. «Son solo palabras» Según le dijo a Webb, la leyenda de la pegatina constituía una violación de la ley estatal 847.011 referida a la posesión y distribución de material obsceno, pero el joven respondió: «son solo palabras».

El policía entonces le preguntó qué podría decir un padre si su hijo le preguntase por el significado de las palabras escritas en la pegatina y él respondió: «eso le corresponde al padre». Tras ese intercambio de palabras, el policía le entregó una citación judicial, fotografió la pegatina y le pidió a Webb que tachase la última letra «ese» de la palabra «ass» (culo), de tal forma que así la frase no sería contraria a la ley El joven se negó y fue detenido y conducido a la oficina del alguacil en un coche patrulla, aunque posteriormente fue liberado.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido