Resulta clave respetar la distancia de seguridad, ya que es el modo más eficaz para evitar los denominados «atascos fantasma»

Así es la «técnica de la cremallera», el truco de la Guardia Civil para evitar el atasco mañanero

Así es la «técnica de la cremallera», el truco de la Guardia Civil para evitar el atasco mañanero
Atasco RS

Toma nota. Seguro que alguna vez habéis vivido una situación como esta: de repente un atasco, se despeja y a los pocos kilómetros, otro. Buscamos el accidente o algún tipo de obras, pero no hay nada. ¿Por qué nos paramos entonces? Es lo que se conoce como «efecto acordeón». Por este motivo, es imprescindible respetar la distancia de seguridad, ya que es el modo más eficaz para evitar los denominados «atascos fantasma», según recoge el autor original de este artículo ABC y comparte Vuelta Rápida GT para Periodista Digital.

La explicación consiste en que, si no respetamos la mencionada distancia de seguridad, un ligero «toque de freno» sin hueco suficiente, genera que, sin llegar a chocar con el coche que nos precede o antecede, genere un efecto «acordeón» o de onda encadenado con el tráfico que nos sigue.

Los vehículos que circulan detrás del que inicialmente pisó el freno reaccionarán igual, atenuando la velocidad y llegando incluso a detenerse. El atasco por detrás se propaga de forma más rápida que la capacidad de reacción (para ganar velocidad) de los coches que van delante. Al final, quien lo provoca suele seguir circulando sin problemas, incluso sin darse cuenta del embrollo que ha dejado tras de si.

De esta manera, el llamado «efecto cremallera», consistente en la alternancia de la prioridad de paso en carriles con estrechamientos, resultará muy positiva a la hora de evitar retenciones ya que, alternando el paso se facilita la circulación en ambas vías, propiciando un tráfico más fluido y evitando la formación de un atasco, a la hora de formar un solo carril. Y así lo recuerdan desde la cuenta de Twitter de la Guardia Civil:

Al mismo tiempo, el instituto recomienda también evitar siempre el «efecto mirón», que no es otro que el que protagonizan los vehículos que ralentizan la marcha para mirar qué ha ocurrido en otros carriles (suele ser un accidente) provocando así que la circulación se vea afectada de forma global en toda la vía.

Recetas para sortear la congestión, según la DGT

-CONTRA LA AFLUENCIA, PLANIFICACIÓN: Tratar de evitar los días y horas de mayor afluencia de vehículos y las carreteras donde se prevén los mayores problemas, planificando nuestro viaje, es una alternativa para evitar las retenciones y, a la vez, evitar que estas se produzcan. Estudie nuestro mapa, donde marcamos retenciones, obras, medidas, incidencias, etcétera y establezca el mejor itinerario. Vea también la infografía con los días y horas que se prevén más conflictivos y trate de ajustar sus viajes a horas menos complicadas. GPS, webs (por ejemplo, la de la DGT) y apps también pueden ayudar a sortear estas dificultades.

-CUANDO HAY ACCIDENTE, SEÑALIZACIÓN: En muchas oportunidades, la reducción de carriles se produce por un accidente -en España se produce un golpe de chapa cada dos minutos, más o menos- o avería, que reduce temporalmente el número de carriles utilizables. La señalización del mismo, mediante los triángulos correctamente situados, previniendo a los demás conductores, y la retirada del vehículo al arcén puede no solo reducir la retención, sino evitar peligro y nuevos accidentes. Revisar los elementos básicos del vehículo antes de emprender el viaje puede evitar algunos «sustos».

-CONTRA EL VICIO DE MIRAR…: En multitud de oportunidades se produce una retención adicional en el sentido en el que se ha producido el accidente e, incluso, en el sentido contrario. Se trata del llamado «efecto mirón», conductores que ralentizan su marcha para «enterarse» de qué ha ocurrido o que, incluso, frenan. Esto, además de provocar mayores retenciones, conlleva el riesgo adicional de provocar nuevos accidentes. Evite mirar, aunque le «pique» la curiosidad.

-SOLIDARIDAD CONTRA LA REDUCCIÓN DE CARRILES: Cuando acaban los accesos/salidas con mayor número de carriles, cuando se reduce su número por accidentes, averías u obras, se producen retenciones que pueden degenerar en atascos. Últimamente, expertos como Mario Arnaldo ( CEA) o Tomás Santacecilia ( RACE) han abogado por implantar un sistema de paso alternativo obligatorio a quienes circulan en estos casos (salidas saturadas, reducciones de carril por obras, averías…). Unos lo llaman «intercambio por cremallera» y otros «solidaridad altruista», pero consiste en el paso intermitente y alternativo de un vehículo de cada carril.

-NO SEA AGRESIVO, SEA EFICIENTE: La conducción agresiva, con frenazos y acelerones, cambios constantes de carril, sin guardar la distancia de seguridad, origina frenazos y, debido al llamado efecto acordeón, caídas bruscas de la velocidad de circulación, multiplicando frenazos y tiempos de recorrido. La conducción a una velocidad constante, previendo frenazos, no solo le permitirá ahorrar gasolina y evitar emisiones contaminantes, sino que hay estudios que aseguran que circulando todos a una velocidad inferior, pero constante y manteniendo la distancia de seguridad, el conjunto avanza más rápidamente.

Autor

VueltaRapidaGT

Con una larga experiencia en el mundo de las ondas, el equipo del programa Vuelta Rápida GT entra en Periodista Digital para atender a todas vuestras consultas relacionadas con el mundo del automóvil y la movilidad

Recibe nuestras noticias en tu correo

Expertos
VueltaRapidaGT

Con una larga experiencia en el mundo de las ondas, el equipo del programa Vuelta Rápida GT entra en Periodista Digital para atender a todas vuestras consultas relacionadas con el mundo del automóvil y la movilidad. Desde qué coche comprarte, a las limitaciones legislativas existentes. Incluso si tienes dudas deportivas. Desde aquí nos ponemos a tu disposición. Si tiene que ver con ruedas y un volante, ¡Te podemos contestar!

Lo más leído